La experiencia GILMAR eleva la venta de tu casa a otro nivel

La experiencia de cliente es la esencia de la agencia inmobiliaria, que une capital humano y tecnología. Si estas casas que quitan el aliento han confiado en GILMAR, es porque el lujo inmobiliario también está en una venta sencilla y sin complicaciones.

Es habitual escuchar que el lujo se vende solo, que una casa bonita y exclusiva puede venderse por sí misma. Es cierto que en el mundo inmobiliario también hay flechazos a primera vista, pero eso no sería posible sin el enorme trabajo que hay detrás. Vender una casa de lujo es una gran responsabilidad, y confiar en profesionales puede ser la clave para lograr la tranquilidad y la seguridad que da dejar la casa en las mejores manos. Así es GILMAR, la consultora inmobiliaria que pone las cosas fáciles a propietarios y compradores.

Promoción Quercus Dorf vendida por GILMAR. Cada casa cuenta con tecnología Matterport o incluso con su propio homestaging físico o virtual. En portada, vivienda Milla de Oro, Marbella.

Lujo y excelencia

Muchas veces, la experiencia habla por sí sola. Nacida en 1983, GILMAR es líder en compraventa y alquiler de inmuebles de lujo en algunas de las mejores zonas residenciales de España, como Madrid, Costa del Sol, costa de Cádiz, Sevilla y Canarias. Además, todas sus viviendas merecen un servicio exclusivo y a medida, y por eso cada proyecto cuenta con un consultor experto que se ocupa de todo. Las cuatro décadas de experiencia y la confianza de los clientes más exigentes han permitido que la inmobiliaria perfeccione su savoir faire para tratar a cada casa como se merece.

De hecho, los servicios que ofrece GILMAR van más allá de la venta en sí y se adaptan según el tipo de inmueble. Fotos profesionales, visitas virtuales en 3D, vídeo dron para resaltar los exteriores, y un homestaging físico o virtual son algunas claves de la agencia para que la casa cuente con una presentación a su altura. Y lo más importante, ver la casa en las redes sociales de la agencia, en su revista de estilo de vida o promocionada en ferias internacionales es lo que marca la diferencia.

El grupo GILMAR cuenta con “Soluciones Constructivas”, compañía que realiza proyectos de interiorismo y reformas.

Salón-comedor de vivienda en Recoletos, vendida por GILMAR.

Vivienda de lujo en Nueva España, comercializada por GILMAR.

Paraísos en la tierra

Desde un paraíso veraniego hasta una villa muy de hoy, la elegancia está presente en todas las casas de GILMAR. Perderse por su catálogo es soñar con las viviendas más exclusivas e innovadoras, fincas y viñedos rústicos, e incluso mansiones y palacios sacados de un cuento. Una oferta con presencia en medios tanto físicos como digitales. Una oferta inigualable sumada a la atención al cliente 360, convierten a GILMAR en la apuesta segura.

“GILMAR no es solo una inmobiliaria; es un socio estratégico para aquellos que buscan encontrar la casa de sueños e invertir en el mercado residencial de lujo. Su reputación de integridad, profesionalismo y excelencia la convierte en la elección ideal para clientes que buscan una experiencia inmobiliaria de primer nivel”, cuenta Jesús Botas, director comercial de la oficina en el Barrio Salamanca de Madrid, ubicada en la calle Diego de León 15, y líder de viviendas prime.

GILMAR se ha consolidado como una de las inmobiliarias líderes en el sector residencial de lujo en España.

Con una cartera que supera los 300.000 clientes y numerosas alianzas internacionales, cada vivienda puede encontrar a sus perfectos dueños tras un proceso en el que el vendedor no debe ocuparse por nada. Es la ventaja de confiar en una empresa que se enorgullece de las casas que confían en ella, sacándoles su mejor cara. Como ellos mismos dicen, “de toda la vida, un lujo”.

La oferta cubre desde modernos apartamentos en el Barrio de Salamanca hasta villas en enclaves naturales de la Costa del Sol. En la imagen, chalet en Nueva Andalucía, Málaga.

Los parámetros del lujo han cambiado en el siglo XXI. Ahora tenemos claro que este no radica solo en valor económico sino en la experiencia que lo acompaña. La inmobiliaria GILMAR fue una adelantada que así ya lo entendió desde sus inicios, hace 40 años, cuando al valor de las viviendas que gestionan unió una atención exquisita a todos aquellos que entraban por su puerta, buscando la casa de sus sueños o queriendo dejar en sus manos la venta de su propiedad.

Personas ayudando a personas

Parece sencillo pero no lo es. El secreto radica en el factor humano: los profesionales inmobiliarios que trabajan cada día para que la experiencia del cliente sea excelente. Formación, expertise, ética y, sobre todo, empatía, desde el primer momento demuestran con cada palabra, en cada gesto, que conocen a la perfección las necesidades del cliente y tienen el conocimiento para encontrar de inmediato la solución a todos los posibles problemas que puedan surgir en el transcurso de cualquier operación de compraventa o alquiler. “Somos personas ayudando a personas”, es la consigna bajo la cual trabajan día a día. Y eso no tiene precio.

La firma se ha especializado en soluciones integrales que cubren todo el espectro inmobiliario, como residencial, obra nueva, retailcapital markets, fincas rústicas o stock bancario. La imagen muestra un chalet en Mirasierra, Madrid.

Este modus operandi está arraigado en su ADN. GILMAR cuenta con 35 equipos comerciales en Madrid, Costa del Sol, Sevilla, Costa de la Luz (Cádiz) y las Islas Canarias, y ha suscrito acuerdos con las mejores inmobiliarias de todo el mundo para atender cualquier necesidad de inversión o compra en el extranjero. Además de su sede central en la calle Goya 47 de Madrid, donde se encuentra su centro hipotecario y los departamentos de alquileres, retail, capital markets y promociones de obra nueva, tiene un servicio posventa que nos acompaña incluso después de haber finalizado la operación inmobiliaria. 

Mejor inmobiliaria de España

En cada una de sus oficinas su forma de trabajar y la atención recibida pone el foco en lo humano, hace sentir especial. Cientos de miles de personas que tomaron la decisión de confiar en ellos a lo largo de estas cuatro décadas lo corroboran. Por ello GILMAR ha sido elegida recientemente como mejor inmobiliaria de España por sus clientes, con una valoración de 9,2 sobre 10 en eKomi, la plataforma de feedback independiente con más de 650 valoraciones certificadas. Y el cliente siempre tiene la razón.

“GILMAR no es solo una inmobiliaria; es un socio estratégico para aquellos que buscan encontrar la casa de sueños e invertir en el mercado residencial de lujo”, concluye Jesús Botas, director de GILMAR Barrio de Salamanca en Madrid. En la imagen, vista de un piso en Recoletos, también en la capital española.