10 películas en las que la arquitectura española y latinoamericana son protagonistas

El cine es un aliado perfecto para aprender sobre arquitectura o revisitar nuestros edificios favoritos a través de las historias contadas en la gran pantalla. De esa idea nace esta selección pensada para ti, que compartes con nosotros la pasión arquitectónica

La arquitectura puede ser un personaje más en una película, utilizarse para realzar rasgos psicológicos, para darle un toque dramático a las tramas… Es por esto que hemos decidido seleccionar 10 películas donde la arquitectura española y latinoamericana juegan un papel importante. ¡Prepara las palomitas!

El hombre de Río

Director: Philippe de Broca. Año: 1964

Mientras el soldado Adrien Dufourquet (Jean-Paul Belmondo) se dirige a París para visitar a su novia, Agnès Villermosa (Françoise Dorléac), se produce el robo de una estatuilla de origen amazónico. Los ladrones se llevan además al profesor Catalan (Jean Servais), miembro de la expedición que halló el objeto, y a Agnès. Cuando Adrien aterriza en París, tiene que seguir el rastro de los secuestradores hasta Río de Janeiro, Brasilia y el corazón del Amazonas.

Esta obra del cine francés se inspira en los cómics del periodista belga Tintín y es una de las películas favoritas de Steven Spielberg. Belmondo, sin dobles de acción, recorre los modernos edificios de los años 60 diseñados por el arquitecto Oscar Niemeyer, que destacan como construcciones alienígenas de ciencia ficción en medio del paisaje urbano.

El actor Jean-Paul Belmondo delante de los edificios de Oscar Niemeyer. El hombre de Río. ©️Filmin

Françoise Dorléac junto a Jean-Paul Belmondo. El hombre de Río. ©️Filmin

La Madriguera 

Director: Carlos Saura. Año: 1969

Teresa (Geraldine Chaplin) y Pedro (Per Oscarsson) son un matrimonio que lleva una vida bastante convencional y monótona. Él es directivo en una empresa y ella es ama de casa. Un día, una inesperada herencia trae a su hogar los muebles de la familia de ella. Estos muebles van al sótano, pero poco a poco irán ocupando distintos lugares de la casa, lo que hará que salgan a relucir ciertos fantasmas del pasado de Teresa.

La película se rodó en la Casa Carvajal, en Somosaguas, una vivienda unifamiliar de finales de los años 60 creada por el arquitecto Javier Carvajal para él y su familia, esa de la que hablamos en nuestro artículo sobre edificios brutalistas.

Desde el primer plano, la arquitectura de la casa logra tener protagonismo, con sus muros de hormigón visto, que resaltan la rotunda plasticidad de los volúmenes estrictamente ortogonales que, en combinación con las grandes cristaleras, logran crear la sensación de que los personajes se encuentran atrapados en la casa y sus jardines, mientras que nosotros, los espectadores, observamos el transcurso de la trama desde fuera. 

Geraldine Chaplin en La madriguera. ©️Prime Video

El Crack

Director: José Luis Garci. Año: 1981

Germán Areta (Alfredo Landa) es un antiguo policía que trabaja como detective privado. Un día recibe el encargo de encontrar a la hija de un empresario. A medida que se adentra en el caso, comienza a recibir presiones y amenazas para que deje de investigar.

Esta obra rinde homenaje a las películas del cine negro clásico y a la cultura americana, desarrollándose entre Madrid y Manhattan. Una de las escenas de esta película tiene lugar en el ya desaparecido restaurante-comedor de Ruperto De Nola, que ocupaba la planta 22 del icónico edificio Torres Blancas. Este edificio representa claramente la corriente de la arquitectura organicista y hace referencia a los trabajos de arquitectos como Frank Lloyd Wright, Le Corbusier o Alvar Aalto, aunque al mismo tiempo se le asocie con corrientes brutalistas, características de los años 60.

Interior del desaparecido restaurante-comedor de Ruperto De Nola en Torres Blancas. El Crack. ©️Prime Video

El día de la bestia

Director: Álex de la Iglesia. Año: 1995

Un sacerdote vasco (Álex Angulo) del Santuario de Aránzazu cree haber descifrado el mensaje secreto del Apocalipsis según San Juan Evangelista: el Anticristo nacerá el 25 de diciembre de 1995 en Madrid. Para impedir el nacimiento del hijo de Satanás, el sacerdote se aliará con José María (Santiago Segura), un aficionado del death metal. Ambos, con la ayuda del Profesor Cavan (Armando de Razza), intentarán averiguar en qué parte de la ciudad tendrá lugar el evento.

La elección del Santuario de Aránzazu resulta bastante interesante, dado que no sigue la concepción típica de la arquitectura católica. La construcción de este edificio se inició en la década de los años 50 por el arquitecto Luis Laorga, sobre los cimientos del antiguo santuario que fue devastado por un incendio en 1834. En esta construcción intervinieron grandes escultores como Jorge Oteiza y Eduardo Chillida, y los pintores Lucio Muíz, Néstor Basterretxa y Xabier Egaña.

Una de las escenas más conocidas de esta película se filma en el reconocidísimo edificio Carrión, también conocido como Edificio Capitol, diseñado por el arquitecto Luis Martínez-Feduchi junto a Vicente Eced y Eced, que durante más de 50 años ha dominado el paisaje nocturno de la Gran Vía. Allí, los protagonistas de esta comedia se cuelgan del letrero de Schweppes.

Los planos exteriores se filmaron en el Santuario de Aránzazu. El día de la bestia. ©️Netflix

Fotograma icónico en el que los personajes se cuelgan del letrero de Schweppes. El día de la bestia. ©️Netflix

Los otros

Director: Alejando Amenábar. Año: 2001

En una mansión aislada de la sociedad se encuentran Grace (Nicole Kidman) y sus dos hijos, quienes sufren una extraña enfermedad que les impide recibir luz solar directa. Por ello, en la casa se mantiene un férreo control sobre las puertas y ventanas, generando una sensación sofocante y asfixiante que recuerda a las películas góticas. Con la llegada de tres nuevos sirvientes, comienzan a desencadenarse extraños fenómenos.

A pesar de su característica apariencia y arquitectura de mansión de la campiña inglesa, el lugar donde se filmó es el Palacio de los Hornillos, en Cantabria. Se trata de una residencia privada diseñada por el arquitecto británico Ralph Selden Wornum, quien también diseñó el Palacio de Miramar junto al arquitecto vasco José Goicoa Barcaíztegui en San Sebastián.

Alakina Mann junto Nicole Kidman en Los Otros. ©️Netflix

Nicole Kidman en una de las escenas más tensas de la película. Los Otros. ©️Netflix

El hombre de al lado

Directores: Mariano Cohn y Gastón Duprat. Año: 2009

En esta comedia-dramática argentina se narra un conflicto entre dos vecinos que nos recuerda cuánta razón tenía Sartre al decir que el infierno son los otros. Leonardo (Rafael Spregelburd) es un prestigioso diseñador que vive en la Casa Curutchet, la única construcción que realizó el conocido arquitecto suizo Le Corbusier. La casa mantiene los principios del arquitecto sobre las casas: planta libre, fachada libre, estructura independiente, ventanas correderas y terraza-jardín. Su vecino Víctor (Daniel Aráoz) es un vendedor de coches usados que decide hacer una ventana para tener más luz, pero esa ventana abrirá una serie de problemas entre ambos. 

Eugenia Alonso y Rafael Spregelburd en la Casa Curutchet. El hombre de al lado. ©️Filmin

Daniel Aráoz haciendo la ventana, que sera el origen de los problemas. El hombre de al lado. ©️Filmin

La piel que habito

Director: Pedro Almodóvar. Año: 2011

Desde el fallecimiento de su esposa a causa de las quemaduras en la piel por un accidente de coche, el doctor de cirugía plástica, Robert Ledgard (Antonio Banderas), ha estado obsesionado con la idea de crear una piel que la hubiera podido salvar. Tras años de trabajo, ha logrado cultivar en su laboratorio una piel sensible a las caricias, pero dura ante las agresiones y daños. Ahora solo necesita una cobaya humana para probarla.

En esta distopía médica, que recuerda a la novela “Frankenstein” de Mary Shelley, encontramos que Almodóvar ha empleado la arquitectura de la Sede del Instituto del Patrimonio Histórico Español del arquitecto Fernando Higueras como centro médico y de alta tecnología. Esto se hace para evocar una atmósfera futurista con un halo de secretismo. Dado que con su entramado de hormigón armado y red de soportes, vigas y arriostramientos, resulta una versión actualizada de las películas del neogoticismo, que acompaña perfectamente a esta trama.

Fotograma tomado en la biblioteca de la Sede del Instituto del Patrimonio Histórico Español. La piel que habito. ©️Netflix 

El personaje de Antonio Banderas trabajando en el laboratorio. La piel que habito. ©️Netflix 

Nuestros amantes

Director: Miguel Ángel Lamata. Año: 2016

Carlos (Eduardo Noriega) es un guionista cinematográfico que se siente frustrado profesionalmente. Con 30 años, Irene (Michelle Jenner) no tiene claro qué hacer con su vida. Cuando Irene se encuentra con Carlos en una librería-café, aunque no lo conoce, se acerca a él y le propone un juego: convertir sus anodinas vidas en una aventura. Juntos harán lo imposible por lograr ser felices. Solo hay una norma: no enamorarse.

La primera cita transcurrirá teniendo como fondo el edificio del Caixa Fórum de Zaragoza, diseñado por la arquitecta Carme Pinós. Los protagonistas se mueven cruzando las estatuas de arte contemporáneo como si fueran atrezo de un escenario en una de esas películas cuyo diálogo y ritmo recuerda a una obra de teatro.

Eduardo Noriega y Michelle Jenner en el Caixa Fórum. Nuestros amantes.©️Netflix 

Tiempo Después

Director: José Luis Cuerda. Año: 2018

En el año 9177, año arriba, año abajo, el mundo se ha reducido a un solo edificio: el Edificio Representativo, donde se encuentran los estamentos sociales de élite: la casa del rey, la Alcaldía, la guardia civil y comerciantes. José María (Roberto Álamo) entra en el edificio con la misión de vender su riquísima limonada que él mismo manufactura.

El Edificio Representativo es la versión distópica del conocido edificio del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oíza, Torres Blancas, cuya arquitectura se asemeja a un árbol. Su estructura principal es como el tronco, y las terrazas curvas recuerdan a las hojas de las ramas.

El futuro distópico donde solo se encuentra el Edificio Representativo. Tiempo Después ©️Apple Tv

Dolor y Gloria

Director: Pedro Almodóvar. Año: 2019

Esta película narra los recuerdos de la vida de Salvador Mallo (Antonio Banderas), un director de cine en el ocaso de su carrera. Nos transporta a su infancia en los años 60, cuando emigró con sus padres a Paterna, así como el primer deseo, su primer amor, la ruptura de este amor, la escritura como única terapia para olvidar lo inolvidable, el temprano descubrimiento del cine, y el vacío, el inconmensurable vacío ante la imposibilidad de seguir rodando.

En las películas del director Almodóvar estamos acostumbrados a ver de todo, desde conventos de monjas donde tienen un tigre como mascota hasta apartamentos con terrazas imposibles, aunque no sean una “casa-casa“. En esta película, vamos a ver la versión más literal de vivir en una cueva. Las casas-cuevas de Paterna son viviendas excavadas, cuyo origen se remonta a los moriscos.

Para Almodóvar, el pueblo es un lugar con dualidad, ya que por una parte, es el lugar del que huir porque no nos entiende y no nos deja ser; pero al mismo tiempo, es el lugar al que volver, un refugio donde sanar las heridas.

Interior de una casa-cueva de Paterna. Dolor y Gloria ©️Filmin

Asier Flores junto a César Vicente en Dolor y Gloria ©️Filmin

Películas recomendadas para estudiantes de arquitectura

Para aquellos que se están formando en el mundo de la arquitectura, recomendamos estas películas para desconectar entre examen y examen.

  1. El hombre de Río (1964): Esta película ofrece una oportunidad única para estudiar la interacción entre la arquitectura moderna y el entorno natural, utilizando los edificios del arquitecto Oscar Niemeyer como telón de fondo.
  2. La madriguera (1969): Explora la relación entre la arquitectura brutalista y la psicología humana a través de la residencia del arquitecto Carvajal en Somosaguas, ofreciendo un estudio sobre cómo los espacios arquitectónicos influyen en el comportamiento.
  3. El hombre de al lado (2009): Utiliza la Casa Curutchet, obra del arquitecto Le Corbusier, como escenario para examinar temas de clase social y conflicto interpersonal, ofreciendo una perspectiva sobre cómo el diseño arquitectónico refleja y afecta las relaciones humanas.
  4. Dolor y Gloria (2019): Ofrece una visión única de las casas-cuevas de Paterna como una representación de la arquitectura vernácula e invitando a la reflexión sobre cómo los entornos construidos influyen en la narrativa personal.
  5. Tiempo Después (2018): Esta película presenta el Edificio Representativo como una versión distópica de la arquitectura moderna, inspirada en Torres Blancas del arquitecto Francisco Javier Sáenz de Oíza, explorando temas de estratificación social y poder a través del diseño arquitectónico.

Mejores películas para arquitectos profesionales

Y para los profesionales que buscan inspiración:

  1. Los otros (2001): Utiliza el Palacio de los Hornillos en Cantabria para crear una atmósfera de suspenso y misterio, demostrando cómo la arquitectura puede ser utilizada para influir en las emociones y la narrativa cinematográfica.
  2. Nuestros amantes (2016): Ofrece una oportunidad para estudiar cómo el diseño arquitectónico puede influir en las interacciones humanas y la narrativa romántica.
  3. El crack (1981): Explora la relación entre la arquitectura y el cine noir clásico, utilizando escenarios desaparecidos como fue el restaurante-comedor de Ruperto De Nola en la obra del arquitecto Sáenz de Oíza.
  4. El día de la bestia (1995): Utiliza el Santuario de Aránzazu como escenario, desafiando la concepción típica de la arquitectura católica y creando una atmósfera única para explorar temas de religión y cultura popular.
  5. La piel que habito (2011): Emplea la Sede del Instituto del Patrimonio Histórico Español del arquitecto Fernando Higueras como centro médico y de alta tecnología, creando una atmósfera futurista y misteriosa que complementa la trama distópica y médica de la película.