Simulando una nave espacial, Renzo Piano alza en Ginebra un edificio para observar y comprender el universo

Lo último del arquitecto italiano es el nuevo museo de la Organización Europea para la Investigación Nuclear en la ciudad suiza. En MANERA hemos visitado el complejo el día de su inauguración, descubriendo los interiores así como su pabellón Back to the Big Bang, organizado por la Carla Fendi Foundation.

Había una gran expectación por escuchar al autor del Centre Pompidou de París. “Un edificio se parece mucho a tus hijos. Al final, llegará un día en que los niños se irán, y uno tiene que saber dejarlos ir”. Quien lo dice, el arquitecto italiano Renzo Piano, se refería el pasado sábado 7 de octubre al complejo que acaba de resolver a las afueras de Ginebra, ni más ni menos que el museo-laboratorio de la Organización Europea para la Investigación Nuclear. 500 operarios han hecho falta de cara a levantar la que parece una especie de nave espacial, en palabras de Piano, quien durante la inauguración del CERN Science Gateway –así se llama el proyecto- concluyó su metáfora con una despedida: “Ha llegado la hora de que ya le diga adiós a este edificio. Queda en vuestras manos, ahora os toca a vosotros disfrutarlo”.

Tanto en esta imagen como en portada, vista del edificio proyectado por Renzo Piano a las afueras de Ginebra, en Suiza. Fotos: CERN.

Otra perspectiva del museo que ha diseñado el arquitecto italiano para la Organización Europea para la Investigación Nuclear. El centro integra dos laboratorios prácticos, varios pabellones de exposición, un auditorio y un restaurante en la planta inferior. Foto: CERN.

La última obra de Renzo Piano no solo es de cero emisiones. Sus techos incluyen placas fotovoltaicas, mientras que los alrededores abrazan y preservan el paisaje natural circundante. Foto: CERN.

La idea del disfrute a la que se refería el arquitecto, esto sí, era literal, puesto que el CERN Science Gateway se ha concebido a modo de museo. De hecho, quien visite el centro podrá ver a lo que se dedican los miles de científicos que trabajan aquí bajo tierra, en un gran colisionador, tratando de descifrar en qué consiste el universo. Del mismo modo en que esta institución lleva haciéndolo desde los años 50, y con descubrimientos como el Bosón de Higgs en 2012, el cual revelaba por qué las partículas tienen masa. Fue un éxito y hubo un Premio Nobel de Física para Peter Higgs y François Englert, que fueron los que también acompañaron a la actual directora del CERN, la italiana Fabiola Gianotti, a recoger el galardón Carla Fendi STEM Award que a esta institución se le otorgó en 2018.

Así comenzó la colaboración

Mucho antes de entregar el premio escuchó hablar del Science Gateway, y visitó el CERN en Suiza varias veces. Maria Teresa Venturini Fendi sabía que, de alguna manera, tenía que involucrarse en aquel edificio aún por construir, especialmente desde que en 2017 tomara la presidencia de la Carla Fendi Foundation en Roma. Es la institución que creó su tía Carla –una de las cinco hermanas del imperio de la moda Fendi- y la que durante 15 años ha respaldado el Spoleto Festival dei Due Mondi de música, danza, teatro y ópera. Hoy, la fundación no solo promueve proyectos artísticos. También iniciativas científicas, el mencionado galardón Carla Fendi STEM Award y, desde este octubre, un pabellón exclusivo de 200 metros cuadrados en el edificio de Renzo Piano, llamado Back to the Big Bang.

Maria Teresa Venturini Fendi, presidenta de la Carla Fendi Foundation desde 2017, en el interior del pabellón Back to the Big Bang. Foto: Carla Fendi Foundation.

El pabellón de Carla Fendi Foundation en el CERN Science Gateway permite analizar, de manera sencilla, los elementos fundamentales del universo. Foto: Andrey ART.

Entrada a Back to the Big Bang. Foto: Andrey ART.

La de la Carla Fendi Foundation es, en esencia, una sala contemplativa para entender las diferentes épocas del universo, y cuáles fueron las principales transformaciones de una etapa a otra. Adentro figura un mural gigante con la evolución del Espacio, luces inmersivas, animaciones y telescopios con los que observar estrellas convirtiéndose en supernovas, galaxias y nebulosas. “Lo que se siente en nuestra sala del CERN es emoción y fascinación ante los misterios de la vida, ante esas cosas tan difíciles de entender pero, a la vez, tan abrumadoramente bellas”, cuenta Maria Teresa Venturini Fendi en exclusiva a MANERA.

Como verdaderos astronautas

La italiana da en el clavo de este proyecto. “Del mismo modo en que no hace falta saber de arte para captar su esencia, tampoco se necesita ser científico para sentir la belleza de la ciencia”. Justo ese es el objetivo democrático del CERN, según la presidenta de la Carla Fendi Foundation: “El Science Gateway al completo, incluido nuestro pabellón, se dirige a todo el mundo, incluso a los niños de cinco años”. Pero no solo eso. Lo brillante del museo suizo es que, al visitarlo en fin de semana, quienes explicarán en los pabellones los fenómenos del universo serán los hijos de los propios trabajadores.

Las lecciones en ciencia, o los complejos dinamismos del mundo, los desgranan los críos y en el idioma que se prefiera. Con ellos se podrá conversar en inglés, italiano, francés, alemán y hasta en español, jugar juntos en las instalaciones interactivas y recorrer el acristalado tubo central de este complejo. El cual, por cierto, se erige sobre una carretera para que uno vea los coches pasar a sus pies y piense que está, efectivamente tal y como pretende Renzo Piano, en una especie de nave aeroespacial. Y no una cualquiera, sino una nave que además da la sensación de despegar en breves en la histórica Ginebra.

Renzo Piano a las afueras del museo que acaba de ingeniar. Foto: CERN.

De nuevo, el estimulante planteamiento del pabellón de Carla Fendi Foundation en Ginebra. Foto: Andrey ART.

Maria Teresa Venturini Fendi, en el retrato, ya tiene planes futuros para la fundación que preside: “Queremos contar a la gente joven, y especialmente a aquellos que no están familiarizados con el mundo de la moda, cuál es la historia de nuestra fundadora Carla Fendi”. Foto: Carla Fendi Foundation.

A la izquierda, la sede inicial del CERN que ahora convive con el museo creado para la institución por Renzo Piano. Foto: CERN.