ArteSantander 2024: guía de esta cita veraniega con el arte contemporáneo

ArteSantander celebra su 32ª edición entre el 12 y el 16 de julio. Para que organices tu vista, te contamos las novedades y visitas imperdibles.

Desde 1992, ArteSantander reúne cada verano a artistas, galeristas, comisarios, coleccionistas, críticos, periodistas, estudiantes, santanderinos y veraneantes en la ciudad cántabra. En una cita con el arte contemporáneo agradable, fresca, inundada por la brisa marina de la playa del Sardinero. Este año reunirá a 85 artistas de 40 galerías nacionales e internacionales del 12 al 16 de julio en el Palacio de Exposiciones de Santander en una trigésimo segunda edición que llega con aires de cambio bajo una dirección renovada. 

La comisaria y productora cultural Mónica Álvarez Careaga recoge el testigo del galerista Juan González de Riancho –al mando durante las últimas 20 ediciones–, con tres direcciones claras hacia las que caminar: la atracción de un público más joven, la diversidad y la internacionalización. “ArteSantander es una feria muy consolidada, pero hay un trabajo por hacer: rejuvenecer el coleccionismo. Atraer no solo al coleccionista con una intención muy clara y quizás un asesor de colección, sino a ese público que son parejas que están montando su casa –presuponiendo un cierto poder adquisitivo– y se compran un sofá bonito, conseguir que se planteen también invertir en arte para transformar su salón”, cuenta a MANERA.

Sobre la amplia espalda del mar. Obra del artista Manu VB Tintoré, representado por Pigment Gallery. Esmalte, papel y lápiz sobre papel.

DIVERSIDAD DE ORÍGENES Y TRAYECTORIAS

ArteSantander se considera una feria mediana –”a la medida humana”, como le gusta decir a Álvarez– y ese tamaño encarna un gran potencial, pues puede abordarse en un solo día y propicia la conversación más cercana con los galeristas, pero a la vez permite un cierto grado de diversidad y sorpresa. Las 40 galerías han sido seleccionadas por un comité conformado por cuatro comisarios internacionales –Carlos Pinto (Oporto-Londres), Jan-Philipp Fruehsorge (Berlín), Sofia Boffardi (Milán) y Yun Jin Choi (Seúl-Tokio)– que Mónica compuso con el ánimo de conseguir esta variedad. “Cada uno tiene un concepto de calidad diferente ligado al mercado en el que se mueven. Así, nos ha quedado una feria que no se decanta por un estilo o un tema. Hay galerías más conceptuales, otras más lúdicas o espectaculares… Representa la situación actual del arte en su diversidad”, explica. 

Junto a reputados artistas nacionales como Elena Blasco o Din Matamoro expondrán talentos emergentes como Salvador Jiménez-Donaire, Lin Calle o Marta Valledor. Esta será la edición más internacional hasta el momento, con seis galerías extranjeras –dos italianas, una mexicana y tres portuguesas– y artistas de todo el mundo representados tanto por estas galerías como por las nacionales. El mexicano Mauricio Limón, la ucraniana Iryna Maksimova, la iraní Saghar Daeri o la grecoestadounidense Theodosia Marchant  son algunos ejemplos. 

Blech und Begierde (en español, ‘Chapa y deseo’). Obra de Paul Pretzer, representado por la turinesa Pick Gallery. Un ejemplo del ánimo de internacionalización de esta feria. Óleo sobre lienzo.

Dissolution 1. Pigmento en cola para piel y óleo sobre lienzo. Obra de la artista Nika Fontane, representada por la galería Wildpalms, con sede en Düsseldorf, cuya misión es “promover los procesos de polinización entre artistas de Latinoamérica y Norteamérica con Europa central”.

LABOR DIVULGATIVA

Con ese objetivo de atraer a un coleccionista joven, la feria encarna también una importante labor divulgativa. María García Yelo, CEO de Christie’s España, dará una de las charlas que conforman el programa de ARTESANTANDER Talks y explicará los entresijos de un mercado complicado: las diferencias entre el primario y el secundario, cómo funcionan las subastas, cómo comprar arte… En definitiva, cómo moverse en ese mundo. Además, Jorge Fernández y Álvaro González Cerezo, arquitectos fundadores de Sistemastudio, contarán cómo se plantean ellos, con una corta edad y un presupuesto limitado, el coleccionismo de arte, a modo de referente e inspiración. Por último, la comisaria y responsable de mediación Carmen Quijano organizará una serie de visitas guiadas a la feria, y una de ellas se centrará en cómo empezar a coleccionar con un presupuesto de 1.000€. 

Entre redes. Fotografía en caja de luz. Obra de la artista Alejandra Glez, representada por la galería Aurora Vigil-Escalera.

Esta edición de ArteSantander, será, en definitiva, una oportunidad para explorar, descubrir a nuevos artistas, debatir sobre el estado del arte contemporáneo, disfrutar de buena música –la feria se inaugura con un concierto de Glassio– y conectar con los diferentes puntos de este sector. Es lo bueno de las ferias: que lo hacen más accesible de lo que podría parecer habitualmente, sobre todo para quien lo mira desde fuera por primera vez. “Entrar en las galerías puede dar reparo porque a veces parecen distantes o exclusivas. Las ferias son una oportunidad en este sentido porque son mucho más abiertas. Aquí las galerías son como pequeñas tienditas de un centro comercial y los galeristas están deseando explicar las obras, tienen una actitud muy positiva”, concluye Álvarez. Un ambiente distendido perfecto para animarse a cruzar el umbral.  

Coatlicue. Óleo sobre lienzo de la artista Rosalía Banet, representada por la galería madrileña Rafael Pérez Hernando.

Lo que no puedo ver. Acrílico sobre madera. Obra de José Rosario Godoy, representado por la galería Manuel Ojeda, de Las Palmas de Gran Canaria.