Comprar tu primera obra de arte, con el corazón

El mundo del coleccionismo es, a primera vista, tan apasionante como misterioso cuando queremos adquirir una primera obra. Dos galerías, Pelaires y Santa & Cole, nos dan buenos consejos para empezar.

Es muy probable, o al menos eso nos confirman las expertas de la galería Pelaires y de Santa & Cole, que cuando pensamos en adquirir nuestra primera obra de arte y lanzarnos al mundo del coleccionismo nos hagamos la siguiente pregunta: ¿se revalorizará con el tiempo? Pues bien, ese es probablemente el error más común cuando estamos dando los primeros pasos. Así nos lo explica Eva Mulet, directora de coordinación de la galería Pelaires: “Debemos pensar si queremos la obra sencillamente porque nos gusta o atrae o porque queremos formar una colección determinada y coherente. No pensaría en la inversión. Eso viene después”. Su compañero, Federic Pinya, director de la galería mallorquina, añade: “lo primero que debemos tener en cuenta es la intuición, y ser honesto al primer impacto, cuando ves la obra”.

Coincide de manera rotunda Andrea Coll, directora del departamento de Arte de Santa & Cole: “En el caso del coleccionista que compra sus primeras piezas, suelen ser obras que va a estar viendo todos los días, en su propia casa, por lo que lo más importante es escoger algo que te alegre la vida cuando lo veas, que creas que te va aportar emocional e intelectualmente a largo plazo”.

En la foto, piezas de Jannis Kounellis en la galería Pelaires. El artista formó parte del movimiento de Arte Povera italiano de la década de los 60 y principios de los 70. © Jannis Kounellis / Galería Pelaires

Piezas de la actual exposición en Galería Pelaires con obra del arquitecto y artista burgalense Diego Delas. En su práctica interpela ciertos motivos arquitectónicos vernáculos, relacionados con la narrativa y el pensamiento mágico, y con nociones modernistas. © Diego Delas / Galería Pelaires

La galería Pelaires, en Mallorca, expone hasta el 12 de septiembre un total de 9 obras de Jannis Kounellis, incluyendo cuatro planchas de acero, una gran escultura central de cobre y varios dibujos. © Jannis Kounellis / Galería Pelaires

Comprar por flechazo, pero con el ojo educado

La cuestión radica en el amor a primera vista, pero la cantidad de posibilidades es tal que la elección no es tan sencilla. “No se puede ser coleccionista de la noche a la mañana”, señala Pinya. “Hay que informarse, investigar y rodearse de herramientas que sean útiles: es un viaje largo y solitario”, comenta. 

También es apasionante, porque implica, como menciona Coll: “ver, ver y ver”. Es decir, ir a todas las exposiciones, galerías, ferias que podamos y que creamos que nos van a interesar. Y para investigar, hoy en día, tenemos afortunadamente muchos recursos, “como galerías, museos, plataformas digitales, charlas, conferencias, incluso muchos podcast…”, enumera Mulet.

Para Coll, en cualquier caso, no se trata tanto de educarnos y convertirnos en expertos en Historia del Arte o en el Mercado del Arte, “más bien la cuestión es educar tu propio gusto, empezar a acostumbrar la vista a distintos tipos de arte e ir aprendiendo qué es lo que te llama y te atrae y qué es lo que no”. 

Hasta el 19 de julio, la exposición ‘Liminal’, en Pelaires, mostrará el trabajo de Julia Aurora Guzmán. Entendiendo la liminalidad como umbral, la artista propone un paso entre el sueño y la vigilia, la luz y las tinieblas, la ignorancia y la conciencia, la vida y la muerte. En la foto, su escultura Navel as Vessel dialoga con la arquitectura de los patios interiores evocando las ondas concéntricas que se forman en el agua al caer una gota. © Julia Aurora Guzmán / Galería Pelaires

En otro espacio de Pelaires, las esculturas de Julia Aurora Guzmán, muestran portales como símbolo de la ciclicidad y columnas como estructuras de sostén. En ellas, la mezcla de materiales (textil, fibra de vidrio, cera, semillas) crean una serie de juegos cromáticos que dialogan entre sí. En la foto, las piezas Fértil, Navigating through Patterns y Portal. © Julia Aurora Guzmán / Galería Pelaires

La fascinación de Julia Aurora Guzmán, también está presente en alguna de las piezas de la exposción, que se muestran bajo el título Nagori, un término japonés que significa “la huella de las olas”.  © Julia Aurora Guzmán / Galería Pelair

La galería Santa & Cole acaba de presentar la exposición “Marcos Isamat. Sencillamente dibujo”, en su galería de Barcelona. El científico y artista barcelonés, revindica con su obra el poder del grafito representando desde la lejanía mares, ramas, hojas y alamedas. En la foto, la pieza ‘Reflejos’. © Marcos Isamat / Santa & Cole

Sin miedo a preguntar 

Pongamos que ya tenemos claro qué es lo que nos gusta y hay una pieza que nos ha robado el corazón. Imaginemos, también, que está dentro de nuestro presupuesto. (Ojo, las hay para todos los bolsillos ). ¿Cuál es el siguiente paso? “No tener miedo a preguntar”, sentencia Coll. “Aprovechar en la galería para que te expliquen la obra del artista, las temáticas que hace y qué hay detrás de esa pieza que te interesa”, añade. 

Una vez tomada la decisión, debemos de tener en cuenta que al adquirir cualquier obra de arte original, la galería o el artista, nos proporcionarán un certificado de autenticidad. Pero, ¿cómo sabemos si estamos pagando un precio adecuado? Aquí la cosa se vuelve un poco más compleja, y básicamente debemos depositar nuestra confianza en las galerías. “Doy por hecho que es una galería fiable, pero trasladar el currículo de un artista a un precio, no es algo sencillo. Si tienes dudas con el precio, yo preguntaría a terceros, expertos que te puedan asesorar, para asegurarte de que lo que estás pagando es lo que toca”. 

La exposición de Marcos Isamat, que estará en Santa & Cole Barcelona hasta septiembre, muestra obras originales, así como reproducciones en el formato desarrollado por la editora llamado Neoseries. Una propuesta en la que Santa & Cole, utilizando las tecnologías más avanzadas de digitalización 3D, ofrece impresiones 2D en el mismo formato que el original reproduciendo incluso las texturas. © Marcos Isamat / Santa & Cole

En esta nueva apuesta de Santa & Cole, dentro del formato Neoseries, se ofrecen obras de artistas contemporáneos, como esta, Diálogo con la luz, de Carmen Galofré o la titulada Sala de estar La Ricarda, de Bea Sarrias. Además, la editora ha realizado ya una colaboración con el Thyssen para ofrecer este tipo de impresión digital de 15 obras de Rubens y Velázquez, entre otros. © Carmen Galofré / Santa & Cole

Las Neoseries de Santa & Cole, permiten acceder a una copia casi exacta al original a un precio más asequible, hasta diez veces menor que el de la obra original, según Andrea Coll, directora del departamento de Arte de la editora. En la foto, la obra La Ricarda de la artista Bea Sarrias. © Bea Sarrias / Santa & Cole

¿Qué tipo de coleccionista quieres ser?

Gracias a la tremenda accesibilidad actual el mundo del arte se ha acercado a un público cada vez más amplio. “Quizás nunca antes ha sido más fácil acceder a la información y a las imágenes gracias a las redes sociales, las publicaciones en línea, los proyectos curatoriales institucionales que “repiensan” el arte como hasta ahora nunca se había presentado”, comenta Mulet. Pero en esto, también hay una doble cara: vivimos en un mundo en el que las tendencias se convierten en ríos que atraviesan las fronteras y salpican todos los sectores, también el arte contemporáneo. Comprar las primeras obras dejándonos llevar por las tendencias no es una buena idea para Andrea Coll: “porque las tendencias pasan y pero la obra la vas a tener mucho tiempo en la pared de tu casa”. E insiste: “hay que comprar con el corazón, independientemente de lo que ese esté viendo mucho en el momento”. 

Lo cierto es que, una vez que nos adentramos en el mundo del arte, hay un viaje apasionante en el que iremos definiendo, como en todo en la vida, qué tipo de coleccionista queremos ser. “Hay tantos tipos de coleccionistas como artistas. Los hay que solo coleccionan desde un punto de vista meramente subjetivo, por el estómago y la vista, por la pasión. Hay otros que ya empiezan con un criterio muy definido. Los que acumulan, los que son muy exquisitos… Los mejores: los que acompañan al artista durante su carrera”, concluye Eva Mulet. 

El proceso de digitalización de las Neoseries de Santa & Cole, se realiza a través de la empresa Factum, pionera en este tipo de servicios. En la foto, neoserie de Tamiz, de Montse Campins. © Montse Campins / Santa & Cole

Otra de las Neoseries de Santa & Cole, Red Pencil Trail de Enrique Baro. © Enrique Baro / Santa & Cole