La arquitectura y el arte hindú se fusionan en ‘Breath of an Architect’: la nueva muestra de la Fondation Cartier en París

Explorando los vínculos entre la artesanía y la materialidad, el arquitecto indio Bijoy Jain plantea en 2024 un espacio de ensoñación y contemplación que ya puede visitarse en la institución artística de la firma francesa en el barrio parisino de Montparnasse.

Pese a que nadie podría habérselo imaginado antes, el estiércol de vaca ha llegado este año a un edificio parisino proyectado por Jean Nouvel, concretamente al complejo que el arquitecto alzó en 1994 para albergar en él la Fondation Cartier. Ahora bien, que un material así haya aterrizado en la capital francesa no es casualidad ni mucho menos. Se trata de uno de los curiosos elementos que figuran en la nueva muestra de la institución, titulada Breath of an Architect y abierta hasta el próximo 21 de abril, donde el arquitecto Bijoy Jain al mando del Studio Mumbai con sede al oeste de la India realiza sus propias reflexiones. A la vez que, de la mano del arte, él comparte su profunda preocupación por el vínculo cada vez más lejano entre el ser humano y la naturaleza.

Interior del Studio Mumbai, el despacho que lidera en India el arquitecto Bijoy Jain, retratado en portada. Fotos: Iwan Baan. 

Explorando la materialidad y los sentidos

Lo que puede descubrirse en la Fondation Cartier junto con Bijoy Jain es, sin duda, una experiencia física y emocional, tanto para el público como para el autor mismo. Y es que Breath of an Architect, como el nombre bien indica, supone una invitación a respirar, a deambular en la quietud y redescubrir el silencio. Jugando con efectos de luces y sombras, ligereza y gravedad, y a través de madera, ladrillo, tierra, piedra y agua, el arquitecto indio compone en la muestra de París todo un viaje sensorial en el que, claro, no faltan los elementos arquitectónicos.

De hecho, saltan a la vista porque se convierten casi en protagonistas a lo largo del recorrido de la exposición. A partir de tamaños y dimensiones variadas, en ella figuran desde esculturas de piedra y terracota hasta fachadas típicas de viviendas indias, líneas de pigmento trazadas con hilo y estructuras de bambú inspiradas en tazias. En esencia, estructuras transitorias y efímeras con las que Bijoy Jain presenta un mundo que es tanto infinito como íntimo.

Detalle de la pieza Sun Tower y, detrás de ella, dibujo lineal realizado con pigmento de óxido ferroso y trazado con hilo de seda. Foto: Neville Sukhia.

Vista de la obra Mandala Study con un marco geométrico en forma de pájaro de bambú, hecho a mano y atado con seda nistari. Su panel Karvi se ha realizado en una estera tejida de bambú con capas de estiércol de vaca, yeso de cal y pigmento. Foto: Neville Sukhia.

Interior del Studio Mumbai. Esfera de estructura de bambú enlucida con estiércol de vaca, cuerdas y cúrcuma, en el centro de la habitación. Foto: Neville Sukhia.

Paneles pintados con pigmentos naturales. Foto: Neville Sukhia.

Estructura de ladrillo de terracota realizado a mano. Foto: Neville Sukhia.

Una Multi-Colaboración artística

Lo interesante de Breath of an Architect es que las sorpresas no acaban aquí. Porque, de hecho, el director de la Fondation Cartier y también comisario de esta muestra, Hervé Chandès, ha invitado a participar a la pintora china Hu Liu y a la ceramista danesa de origen turco Alev Ebüzziya Siesbye. Juntos, bajo la batuta del arquitecto indio, consiguen darle la misma importancia al dominio ritual del gesto, a la resonancia y al diálogo con el material; comparten el mismo ethos y sensibilidad. La exposición brinda un breve pero evocador vistazo a las manifestaciones sensoriales de la arquitectura, las fuerzas intuitivas que nos conectan con los elementos naturales y nuestra relación emocional con el espacio. 

Además lo hacen en una institución que desde el primer día ha estado ligada al concepto arquitectónico. Ya no solo porque la Fondation Cartier pour l’art contemporain la alzara en su día Jean Nouvel. También porque su programación lleva décadas explorando tal disciplina junto con el arte, contribuyendo así a reinventar radicalmente las construcciones existentes y futuras. Ansiosos nos hallamos en MANERA por ver qué será lo siguiente de esta institución parisina.

Instalación de la exposición en un almacén de Mumbai antes de viajar a París. Foto: Sophie Lawani.

Escultura Naza Battu realizada en terracota, moldeada a mano y cocida en horno abierto. Foto: Ashish Shah.

Otra de las obras de esta exposición en la Fondation Cartier es una estructura de arco en ladrillo de terracota. Foto: Sophie Lawani.

Otra vista de los interiores del Studio Mumbai en India. Foto: Neville Sukhia.

Artesano preparando el hilo de algodón recubierto de pigmentación para las obras de la muestra parisina. Foto: Neville Sukhia.

En la pared, paneles karvi realizados en bambú, pelusa de vaca, yute y cal. Debajo, floreros de madera hechos a mano. Foto: Solène Dupont Delestraint.