La cuatricomía de Daniel Buren salpica los hoteles Belmond por el mundo entero

¿Qué tienen en común Mallorca, Ciudad del Cabo, Río de Janeiro, la Toscana y Venecia? Que todas han acogido recientemente obras in-situ del famoso artista Daniel Buren, y lo han hecho dentro de distintos Belmond Hotel

Un año más, la cadena Belmond y Galleria Continua han llevado el arte a los hoteles, celebrando la tercera edición del proyecto Mitico. Este viaje artístico, que ha tenido paradas por todo el globo, ha contado como protagonista con el francés Daniel Buren, autor, entre otras, de las emblemáticas columnas Les Deux Plateaux, en el patio del Palais-Royal de París. Tras dos ediciones caracterizadas por la variedad de artistas, donde participaron nombres como Subodh Gupta o Pascale Marthine Tayou, esta, la tercera, es la de Buren, la del color, la conceptualidad, el vinilo y el op-art.

Daniel Buren, Escala colorida para Copacabana Palace, trabajo in situ, 2023-2024. Foto: Gabriel Tesserolli.

Un cobijo en la sierra

Mallorca ha sido la última de las ubicaciones en acoger los arcoiris de Buren. En este caso, en forma de pérgola translúcida, creando una nueva experiencia visual en la terraza de Belmond La Residencia en Deià. Durante los meses que ha estado expuesta la obra Descanso colorido, ha sido toda una explosión cromática escondida en el corazón de la sierra de Tramuntana, un homenaje a la arquitectura vernácula local al más puro estilo Daniel Buren. 

La relación de La Residencia con el arte, además, no se queda ahí. El hotel acogerá, durante dos meses, a tres artistas internacionales que desarrollarán una pieza para ser expuesta en la propiedad, ampliando aún más su oferta cultural. Este año, los seleccionados han sido Hashel Al Lamki, Qin Han y Guadalupe Salgado. Si las temperaturas veraniegas te pillan por la isla balear, este es un plan alternativo que no te puedes perder.

La obra Descanso colorido para La Residencia, trabajo in situ, 2024, frente al hotel. Foto: Marco Valmarana.

La estructura, una pérgola efímera, cuenta con el colorido y la rayas que caracterizan su trabajo. Foto: Marco Valmarana.

El color como medicina

Aunque Mallorca haya sido la última en albergar la obra del francés, esta aventura comenzó en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. El hotel Mount Nelson obtuvo como regalo en su 125 aniversario una espectacular instalación de columnas, espejos y rayas que rodea la histórica fuente del jardín. Una obra digna de ver, casi tanto como la que todavía deslumbra en el Copacabana Palace de Río de Janeiro. Las ventanas de la fachada que vigila la costa carioca han sustituido sus cristales por vinilos de colores, formando un divertido juego de luces, sombras y colores tanto de día como de noche. Una obra de lo más dinámica para una ciudad llena de vida. 

Daniel Buren, Colourful Halt for Mount Nelson, trabajo in situ, 2023.

Una de las columnas de la instalación, que juega con el reflejo del cielo.

Fachada intervenida por Daniel Buren, donde el vidrio ha sido sustituido por vinilos de distintos colores. Foto: Gabriel Tesserolli.

Entrada al Copacabana Palace con la obra Escala colorida para Copacabana Palace, trabajo in situ, 2023-2024. Foto: Gabriel Tesserolli.

Retrato de Daniel Buren frente al hotel en Río de Janeiro. Foto: Gabriel Tesserolli.

Pigmento por la Toscana

De vuelta en Europa, Buren ha esparcido su cuatricromía en algunos de los puntos con más encanto del norte de Italia: dos paradisíacos rincones en las colinas de la Toscana y una joya en la ciudad de los canales. En Venecia, una estructura circular invita a acercarse al jardín del Hotel Cipriani y resguardarse del bullicioso centro de la ciudad, mientras que en la Villa San Michele, cerca de Florencia, el artista ha cubierto el claustro central de lo que fue un antiguo monasterio del siglo XV con su arte, como si de una vidriera gótica se tratase. Asimismo, en el corazón de la Toscana, el Castello di Casole alberga tres portales, un círculo, un cuadrado y un triángulo, que enmarcan ese pintoresco paisaje de viñedos, olivares y valles con el que todos hemos soñado.

Sosta colorata per Villa San Michele, trabajo in situ, 2024.

La intervención transforma el techo de cristal del bar en un destello de luz y color.

Una de las geometrías con las que Daniel Buren ha enmarcado la Toscana, llamada Sosta colorata per Castello di Casole, trabajo in situ, 2024. Foto: Marco Valmarana.

Daniel Buren, Sosta colorata per Hotel Cipriani, trabajo in situ, 2023-2024. Foto: Marco Valmarana.

La pieza rodea una pequeña fuente en el jardín del hotel. Foto: Marco Valmarana.

Belmond siempre se ha destacado por preservar el patrimonio que tanto amamos, ya sea uno de los hoteles más icónicos como el Copacabana Palace, el Hotel das Cataratas que se erige frente al mágico Parque Nacional de Iguazú, o el histórico Venice Simplon-Orient-Express que la cadena opera desde 1982. El arte forma también parte de nuestro patrimonio, y el de Daniel Buren es uno de esos nombres que ya han pasado a los libros de la historia del arte contemporáneo. Solo nos queda esperar deseosos, hasta el año que viene, a ver qué se traen entre manos Belmond y la Galleria Continua con la cuarta edición de Mítico. Seguro que no dejan indiferente a nadie.

Retrato de Daniel Buren frente a su obra del hotel Mount Nelson, en Ciudad del Cabo.