El universo de Natuzzi deja rastro en la Semana del Arte de Madrid

Fotografía: Paloma Pacheco y María Santos

La firma de mobiliario italiana no se ha querido perder la mayor cita del arte en España, y la prueba es su participación con presencia en ARCOmadrid y Urvanity, las ferias más señaladas a lo largo de la capital.

La Semana del Arte de Madrid ha llegado a su fin, y con ella, todos los óleos, grabados, esculturas y demás obras parten hacia una nueva vida junto a sus afortunados compradores. Como cada año, los últimos días han tenido un sabor muy español, pero en esta ocasión una brisa italiana se ha hecho notar en el ambiente. Concretamente, una proveniente del sur de la bota, de las colinas de Puglia. Ahí nació la maestra del confort Natuzzi hace más de 60 años, y se ha dejado ver en las dos ferias más destacadas de Madrid: ARCO y Urvanity.

La sala privada A Very Welcoming Lounge de Natuzzi en ARCOmadrid, diseñada por Manuel Espejo, con el sofá Colle del estudio BIG a la derecha y las butacas Viaggio de Manzoni y Tapinassi a la izquierda.

En el espacio de Natuzzi predominan los tonos oscuros azulados y las texturas acogedoras, como el terciopelo de las sillas Valle de Mauro Lipparini.

La marca ha transformado una de las salas privadas de ARCOmadrid a la que han llamado A Very Welcoming Lounge y donde el interiorista Manuel Espejo ha plasmado todo su know-how. Por otro lado, en Urvanity no ha pasado desapercibida la ya icónica butaca Green Rabbit, que ha acaparado todas las miradas frente a un mural pintado por la artista jerezana Ana Barriga. Y no solo eso. Natuzzi también ha participado en la primera edición de MIAD en la Plaza de Las Ventas, donde el diseñador Pepe Leal ha dado con uno de los espacios más aclamados de la feria.

UN GABINETE DE CURIOSIDADES

Para la sala privada de Natuzzi en ARCOmadrid, Manuel Espejo ha querido viajar en el tiempo al salón de un consumado viajero y coleccionista llamado Bruno. Es un espacio de tonos azulados donde el anfitrión se reúne con sus amigos para mostrarles y disfrutar juntos del arte y la cultura que ha ido recopilando por todo el mundo, pero ahora lo haría sentado en el estructural y brutalista sofá Colle, diseñado por Big-Bjarke Ingels Group, la minimalista mesa Campus de Mauro Lipparini, las mesas Valle y las atemporales mesitas Herman que idearon Roberto Tapinassi y Maurizio Manzoni. Finalmente, un paisaje lleno de verdor diseñado por el reputado estudio Sakura, donde se puede disfrutar de la sinuosa silla Voyage, pone el broche final a este viaje por la imaginación de Espejo.

El sofá Colle es una oda a la estructuralidad con alma arquitectónica. A la izquierda, butacas Penelope de Mauro Lipparini.

Al fondo, paisajismo ideado por el estudio Sakura para Natuzzi. En frente, en el salón, colección de mesas Herman diseñadas por Tapinassi y Manzoni.

LA FANTASÍA REINVENTADA

Urvanity podría ser la hermana pequeña de ARCOmadrid, la más traviesa y divertida de la familia que forma la Semana del Arte en la capital española. Es un espacio al que el sillón Green Rabbit pertenece por naturaleza. En su nuevo emplazamiento en Matadero, un escenario diseñado por Ana Barriga introduce esta edición limitada en una nueva versión de Alicia en el País de las Maravillas. “En esta ocasión es Alicia quien tiene las herramientas para que sea el conejo quien se acerque a ella”, cuenta la autora de la obra. Es una explosión cromática que invita a adentrarse en el surrealismo de la pieza diseñada por Giuliano Sangiogi, Fabio Novembre y PJ Natuzzi. Asimismo, el nombre de Natuzzi se ha podido leer en los muebles que decoraban el espacio divulgativo de Mahou Talks o la zona de DJ.

La butaca Green Rabbit de la que solo existen 100 unidades. Detrás, el mural pintado por Ana Barriga.

Esa corriente de brisa italiana de la que hablábamos es la de Natuzzi, que ya nos deja, pero demuestra la apuesta de la firma por el arte y el diseño en España. Al fin y al cabo, estas fechas han convertido a Madrid en un escaparate mundial donde se dan a conocer las últimas tendendias en cuanto a arte contemporáneo, y Natuzzi no se lo ha querido perder. Ya sea en ARCOmadrid, en Urvanity o en MIAD, la capital solo espera volver a verlos el año que viene con un nuevo espacio, un nuevo sofá y las mismas ganas de disfrutar de la Semana del Arte. 

La artista Ana Barriga ante su obra para Natuzzi, una pieza en la que la protagonista de Alicia en el País de las Maravillas cobra fuerza e independencia.

Ana Barriga nació el año 1984 en Jerez de la Frontera, y ha tenido exposiciones individuales en ciudades como Sevilla, Madrid, Londres, Dubái o Nueva York.

“Apreciamos elementos importantes de la historia, como son el corazón y el reloj, que ahora están en sus manos. Es una versión moderna de Alicia, que se percibe en los detalles como su vestimenta, la nariz y bigotes de gato”, concluye la artista.