‘A Reflection of Who We Are’: La oda a la naturaleza de Neolith y Summumstudio en Casa Decor 2024

Fotografía: Bacon Studio
Summumstudio

El escenario de la 59ª edición de Casa Decor, que puede visitarse hasta el 26 de mayo, es el Palacio de la Trinidad. El palacete, ubicado en la calle Francisco Silvela, aún conserva el encanto de principios del siglo XX. Aunque cuente con imponentes interiores, en MANERA te vamos a hablar del idílico jardín que alberga el proyecto diseñado por Summumstudio para Neolith.

Cada año desde 1992, Casa Decor muestra en la capital las tendencias de interiorismo, diseño y estilo de vida. En esta edición, el escenario es el ídílico Palacio de La Trinidad, en el barrio de Salamanca. Uno de los pocos conjuntos de palacio y jardín del siglo pasado –fue construído en 1929– que han llegado al Madrid de nuestros días. En ese jardín, Neolith da la bienvenida a los visitantes con un espacio creado por Summumstudio, al mando de José María Gimeno y Andrés Navarro, en el que el diseño contemporáneo simbolizado por la piedra sinterizada se funde con la armonía eterna de la naturaleza. Una oda a lo natural como fuente de inspiración.

Interior del proyecto donde se aprecia el uso de los materiales de Neolith. 

Espacio Neolith por Summumstudio en esta edición de Casa Decor. 

‘A Reflection of Who We Are’

En la naturaleza nos olvidamos de quienes deberíamos ser y sintonizamos con nuestro ‘yo’ más puro y verdadero. Para expresar ese reflejo, desde Summumstudio se han servido de un juego de espejos que captura la belleza del entorno natural de los jardines para proyectarla hacia el interior. 

José María Gimeno, CEO y Director Creativo del estudio, nos explica que, con este nombre, busca contextualizar el proceso creativo de Neolith, donde la naturaleza es una fuente constante de inspiración. Gimeno señala que este proyecto es “una instalación convertida en metáfora, una alegoría”.

Detalle del proyecto, donde se aprecia el efecto visual del espejo y la combinación con el entorno. 

El denso suelo del bosque se representa con tonos oscuros en las superficies de piedra sinterizada del modelo Amazonico de Neolith. Gradualmente se abre paso a tonalidades más claras, emulando la luminosidad que emerge de la copa de los árboles. El antiguo estanque de los jardines del Palacio de la Trinidad ha adquirido una nueva majestuosidad. Siendo revestido en piedra sinterizada en tonos grises y claros, con el modelo Layla de Neolith. Es un tributo al agua que nos brinda la madre naturaleza.

Una experiencia inmersiva

El espectador se sumerge en un bosque interior donde el sonido y la luz de la naturaleza transmiten vibraciones. El resultado es un espacio donde la piedra sinterizada de la marca se fusiona con el entorno, creando un bosque de vetas y sensaciones visibles. El diseño permite que el espacio parezca desaparecer por completo, aprovechando la superficie útil sin afectar visualmente al conjunto. 

Al adentrarse en la instalación, uno experimenta una sensación de asombro al ver cómo el entorno parece fundirse con su entorno circundante, como si fuera una ilusión. Un juego de percepción que traslada a quien visita este espacio a un estado de desconexión que trasciende sus límites físicos.

El empleo de espejos fomenta la idea que presenta el estudio de que la naturaleza es, al fin y al cabo, un mero reflejo de lo que somos. 

Summumstudio ha logrado mimetizar las superficies de piedra sinterizada de Neolith con el ambiente natural del jardín. 

Summumstudio se inspiró para este proyecto en los valores elementales que la naturaleza nos ofrece, como la calma, el equilibrio y la belleza, integrando la piedra sinterizada de Neolith con el entorno natural al capturar estas sensaciones visuales, auditivas y táctiles que nos transportan a un momento de conexión con nuestras raíces más profundas. Sin lugar a dudas, han transformado este jardín madrileño en un remanso de tranquilidad y paz.