Lisbon by Design: cuatro años celebrando el diseño y la artesanía de Portugal

Fotografía: Claudia Rocha

Nuevos creadores, nuevas piezas, nuevas reflexiones incluso, pero el mismo objetivo. Contagiar al público la fascinación por el talento local. Sin duda, Lisbon by Design lo ha vuelto a lograr.

Un año más, el cuarto para ser exactos, un coqueto palacio que se erige en la falda de una de las siete colinas lisboetas se ha convertido en el epicentro del diseño y la artesanía por toda una semana. Se trata del Palacete Gomes Freire, y sus paredes han albergado entre el 22 y el 26 de mayo la feria Lisbon by Design, un acontecimiento que ha reunido a 26 artesanos en absoluta celebración de la artesanía local. Algunos han expuesto en solitario, y otros en colaboración, pero todos con una sola premisa: carta blanca. Los artistas han podido dar rienda suelta a su creatividad con instalaciones diseñadas ad-hoc para cada una de las elegantes habitaciones del palacio, con la propia envergadura del espacio como única limitación. 

Una composición de esculturas diseñadas por Amande Heaghen en la escalinata principal.

Rincón De Origin Made, donde destacan los candelabros Ancora de Christian Haas entre otros elementos hechos con materiales naturales.

Julie de Halleux, su fundadora, recuerda la primera edición como si fuera ayer. Fue allá por el 2020, un año para olvidar en muchos aspectos, y para recordar en otros. Por ejemplo, en la inauguración de Lisbon by Design. “Fue lo primero que se celebró tras el confinamiento, sin plan de comunicación, ni cuenta de Instagram, ni nada”, cuenta a MANERA. Y aún así, funcionó. La fundadora bromea con que la gente tenía tantas ganas de que se celebrara cualquier cosa, que si hubieran organizado un visionado de películas infantiles todo el mundo hubiese asistido igual. Pero eso no es exactamente así. La feria vale su peso en oro, y cada año va un paso más allá. En la pasada edición todo era color, luz, amor por la estética y conexión con la naturaleza. Este, sin embargo, sorprende por su oscuridad, su fuerza en el mensaje y su rotundidad, una clara respuesta a la difícil realidad que atraviesa el mundo. Sin más dilación, esto es lo que más nos ha gustado de la cuarta edición de Lisbon by Design:

Tapices de Bhya Sugai junto a mesas de terracota de Pareidólia.

Espacio de Odile Collective y Miguel Saboya.

Cerámicas escultóricas de Vago Ceramics, diseñadas por Vania Gonçalves.

MARTINHO PITA STUDIO X BARRACÃO X HUM GALLERY

Preguntada por esta edición, Julie la bautiza como “ la del yin y el yang”. Esa metáfora fue una incógnita durante la visita, pero lo dejó de ser al poner un pie en el espacio creado por Hum Studio & Gallery, donde participan Martinho Pita y Vasco Fragoso Mendes, dos veteranos en la feria. La instalación llamada Contaminação plasma el contraste entre polos opuestos en la materialidad de cada una de las piezas. El molde de madera en el que se ha soplado el vidrio se transforma en unas estanterías, y la geométrica forma de la lámpara de techo nace de la misma mesa de centro como molde, con las quemaduras y los raspones de las altas temperaturas impresas en su superficie.

La delicadeza del vidrio y la robustez de la madera, a priori opuestas, nacen de un mismo lugar, de un choque, de una contaminación entre dos artistas que forman esta colaboración. Como broche final, Hum Studio completa la intervención con unas alfombras inspiradas en el diálogo entre Pita y Fragoso Mendes. 

Instalación de Hum Studio & Gallery, con la participación de Martinho Pita y Vasco Fragoso Mendes.

Lámpara de vídrio soplado dentro del molde, que la acompaña a la derecha.

Biombo diseñado por Vasco Fragoso Mendes, con un acabado acanalado artesanal. 

En la pared, tapiz diseñado por Hum Studio & Gallery para la ocasión.

APEWOOD X SEBASTIÃO LOBO

Hablando de artesanía y madera quemada, la colaboración entre Apewood y Sebastião Lobo sigue la misma línea, pero con un toque más primitivo, ambientado en la estética de la edad de bronce. Apewood es un estudio fundado por João Maria Bernardino, quien toma prestados materiales que ya han sido esculpidos, modificados o perfilados por otro artista: la naturaleza. Por ejemplo, la estantería y la mesa que presenta en Lisbon by Design, cuentan con retorcidas piezas de madera que el mar dejó para Bernardino en las Azores. Su obra la complementan unas puntiagudas pirámides de hierro y la artística y afiligranada cubertería de Lobo, una oda al placer de la belleza. “Olvidemos la practicidad y limitémonos a disfrutar jugando con ella”, cuenta el artista a MANERA.

Mesa y estantería de Apewood, construidas con madera encontrada en la playa, y silla de Sebastião Lobo.

Cubertería creativa de Sebastião Lobo. Foto: Aïssatou Martire.

ALAN LOUIS

En la esquina opuesta del palacete, Alan Louis recibe a los curiosos en su pequeño salón, o Le Minisalon como le dicen en su Francia natal. Aquí, todo lo que alcanza la vista ha pasado por las manos del artesano, desde la sinuosa reinterpretación de la lámpara chandelier cerámica, hasta los impresionantes óleos celestes que cubren la totalidad de la pared, pasando por cada una de las piezas inspiradas en la naturaleza, el espacio exterior, las esferas y los pinchos. Un diálogo entre la naturaleza que nos rodea y las emociones que ésta le hace sentir a Louis.

Propuesta de Alan Louis para Lisbon by Design, con la geometría y el espacio como protagonistas.

Además de las piezas cerámicas o la lámpara colgante, el francés también ha pintado los dos óleos apoyados en la pared.

VIUVA LAMEGO

La habitación principal de la feria tenía un gran reto, nada más y nada menos que superar (o igualar) la fascinante instalación de Laura Vitorino Rebelo, Martinho Pita y Vasco Fragoso Mendes que el año pasado ocupó estas mismas paredes. Pues bien, prueba superada. Con la sencillez por bandera, la histórica firma de azulejo Viuva Lamego extiende una alfombra formada por cerámica artesanal y dibujada por el diseñador Noé Duchaufour-Lawrance, fundador de Made In Situ, donde se plasma la poesía del mar, la espontaneidad de las olas en la orilla que transporta al visitante a las costas bravas del Atlántico portugués. Además, Viuva Lamego celebra su 175 aniversario con varios jarrones cerámicos de la artesana Bela Silva.

Tres paneles diseñados por Noé Duchaufour-Lawrance con cerámica de Viuva Lamego.

ATELIER DACIANO DA COSTA

Entre todos los participantes, la escalinata principal acoge al más especial. Se trata de unos tapices diseñados por Daciano da Costa, bautizado como el padre del diseño portugués. Tras la muerte del pionero en el año 2005, una de sus hijas, Inês Cottinelli, tomó las riendas del atelier con la misión de preservar, comunicar y extender el legado de su padre. El universo da Costa toma el Palacete Gomes Freire en forma de estos tapices que el artista diseñó para el Hotel Penta en la década de los 70, con los números como protagonistas. Con una colección presente en el MoMA de Nueva York o el Centre Pompidou de París, este homenaje en pleno Lisboa era obligado.

Escalinata central con tapices inspirados en la obra de Daciano da Costa.

Cada rincón del palacete descubre una nueva joya de la artesanía nacional. Algunos ejemplos son las esculturas cerámicas que compone Vago Ceramics, con unos inconfundibles giros, curvas y pliegues que forman retorcidas superficies, o las orgánicas piezas de Amande Heaghen, a medio camino entre diseño y escultura, una fusión entre cerámica y cristal. Tampoco se puede pasar por alto la firma Origin Made, todo un manifiesto a favor del diseño que aúna el talento de diseñadores internacionales con el savoir-faire de los mejores artesanos locales, y la obra del brasileño Miguel Saboya, un artista que declara su amor a la madera en cada una de las piezas que produce completamente a mano. Y así, cerámicas, muebles, textiles, metales, vidrios y lámparas terminan por completar la esencia de la artesanía portuguesa, que, desde luego, vive muy buen momento. Solo queda esperar, impacientemente, a la próxima edición. La quinta. El año que viene más, y mejor. 

Entrada al Palacete Gomes Freire, con los tapices de Studio Farinha Rosa.