Fotografía: Anabel Luna

El ideal doméstico existe: está en Barcelona y se llama Questioning Spaces

¿Qué elementos conforman una cocina, un dormitorio, un salón? ¿Cómo sería nuestra casa perfecta? Este es el punto de partida del último viaje conceptual de Santa Living junto a Nou-Studios, en el que han reunido a diseñadores locales afines para crear el refugio mediterráneo y artesanal con el que todos soñamos.

Todo gira en torno a las tres principales acciones que se desarrollan en la casa. El descanso, el sustento y la diversión. Questioning Spaces es un shooting de Nou-Studios y Anabel Luna en colaboración con Santa Living que explora la transformación de los espacios según el contenido y la distribución de sus elementos. “Teníamos la voluntad de enseñar desde la visión de Santa cómo es el dormitorio ideal, la mesa ideal. O cómo serían distintas estancias de un hogar sin ser concretamente como tales”, comienzan César y Josep, los fundadores de la marca de telas.

De izquierda a derecha, planta y macetero de Casa Protea, banco-mesa de Turbina Studio con jarrones de Asterisque y escultura de Pain, set de cama de Santa Living, lámpara de pie de Josep Vila Capdevila y tótem de Turbina. Al frente, esfera de Yoyo Balagué.

“Nou-Studios nos ofreció su nuevo espacio S-Nou en el barrio barcelonés de Sants. Es un lugar industrial, cálido y minimalista a la vez. Exploramos y trabajamos las habitaciones desde un enfoque 100% editorial y las concebimos de forma libre con nuestro estilo e imaginario. Ha sido muy satisfactorio crear todo esto desde cero y a nuestro gusto. Ojalá vivir ahí”, prosiguen.

El proceso importa, casi tanto como los materiales

Una de las premisas para la selección de Questioning Spaces fue escoger diseños que tuvieran una fabricación entre la tradición y la vanguardia. Y donde la materia prima fuera la clave y por lo tanto sus texturas y colores. También buscaron ese toque raw, muy importante para que los elementos convivieran bien en los diferentes sets, aseguran. Así pues, encontramos vidrio, arcilla, madera, piel, piedra, hierro, textil, ¡incluso pan! Todo es natural, reciclado y sostenible. Y cada pieza ofrece reflexiones únicas sobre los objetos domésticos y los procesos de producción.

“Contactamos con nuestros amigos y conocidos para crear el dinamismo que define un verdadero hogar. Para nosotros es un universo de universos, una composición de mundos”, informan desde Santa Living. “Nuestra curaduría ha sido estricta, considerando solo artesanos y diseñadores locales con quienes compartimos los valores respetuosos y la esencia de nuestro trabajo. Queríamos mostrar a los artistas que seguimos de cerca, que forman parte de nuestra inspiración. La gente con la que tantas veces hemos soñado poder compartir espacio junto a nuestros productos. Además, hay un hilo conductor con todos: la mirada, la forma de trabajar los materiales y el estilo”. El resultado es un relato visual en el que Santa Living y Nou-Studios han reunido una galería de creaciones que aportan una narrativa especial a la casa.

Santa-Living-Nou-Studios-Anabel-Luna-Barcelona-Manera-Magazine-01

Silla de Toru Barcelona e Il·lacions, la misma galería de Barcelona que firma el banco con Jordi Ribaudí. El taburete es de Heaps & Woods y el candelabro, de Herzog Selects. Sobre la mesa, con mantel de Santa, jarrón de Sara Regal. Escultura-mano de Pain, jarrón de Valeria Vasi con flor de Casa Protea, copa de Herzog Selects, y jarrón y bol de Argot Studio. La cubertería es de Los Objetos Decorativos.

Alfombra de Darmoad, taburete de Laia Amigó y silla de Jorge Suárez-Kilzi. Sobre la mesa, mantel de Santa Living y, de izquierda a derecha, jarra de Curated By, fuente de cerámica de Yoyo Balagué, candelabro de Pain, jarra de Clara Masiá, jarrón de Los Objetos Decorativos y lámpara de Santa & Cole.

Questioning-Spaces-Santa-Living-Nou-Studios-Barcelona-Manera-Magazine-01
Santa-Living-Nou-Studios-Anabel-Luna-Barcelona-Manera-Magazine-02

Cuadro de Turbina Studio sobre la chimenea y, dentro de ella, cerámica de Clara Masiá. Al fondo, tótem de Turbina, planta y macetero de Casa Protea, lámpara de pie de Santa & Cole y sillón de ratán de Heaps & Woods con cojín de Santa Living. En primer plano, alfombra de Darmoad y esferas cerámicas de Yoyo Balagué.

El valor está en actualizar lo de antes

La idea detrás de Questioning Spaces era que lucieran los materiales nobles y naturales y la mezcla entre lo rural y rústico y lo moderno. Ese mismo contraste con el que están diseñadas las telas de Santa. “Valorar el pasado para ir hacia el futuro –dicen–. Por eso hay piezas hechas con Yeso Alpha especial como las de Turbina, cerámica cocida y quemada al fuego como en el caso de Yoyo Balagué. Creaciones efímeras de pan de Pain o nuestras sábanas de algodón orgánico estampadas digitalmente pero con un proceso totalmente sostenible”. Rematan la escena plantas de Casa Protea, luminarias de Santa & Cole y alfombras de Darmoad. También jarrones de Clara Masiá y Los Objetos Decorativos o la lámpara Mush de Kilzi. Todo, en una paleta neutra y serena de tonos claros combinados con negro, tendencia absoluta.

Santa-Living-Nou-Studios-Anabel-Luna-Barcelona-Manera-Magazine-03

Lámpara de Jorge Suárez-Kilzi, cerámicas de Clara Masiá, set de cama de Santa Living, mesita de Josep Vila Capdevila y, sobre ella, jarrón de Los Objetos Decorativos.

De izquierda a derecha, César Carcaboso y Josep Vicens (fundadores de Santa Living), Anabel Luna (fotógrafa y fundadora de Nou-Studios) y Blai Carret (asistente de arte de Santa Living).

Santa-Living-Nou-Studios-Anabel-Luna-Barcelona-Manera-Magazine-04
Más allá del hogar convencional

“Otro antecedente era reivindicar la mediterraneidad, la artesanía, el diseño español y europeo. Pero a la vez no podíamos obviar que hay nuevas formas de producir totalmente innovadoras que sentimos que son claves para la evolución y a la vez se complementan con los procesos manuales tradicionales. Y que no por eso pierden valor, sino que suman, ya que dotan a los objetos de nuevas tecnicidades, formas o acabados e incluso aportan a la hora de hacer producciones más sostenibles. Por último, como su propio nombre declara”, concluye la pareja, “en Questioning Spaces queríamos cuestionar los espacios. Por eso aparecen elementos del estudio como cables y focos. Forman parte de las composiciones para evidenciar que no es una casa al uso, para dejar al espectador una ventana abierta a la imaginación”.