Fotografía: Romain Ricard
Interiorismo: Batiik Studio

Batiik Studio viste este apartamento parisino con formas gráficas, color y mucho atrevimiento

Ni una casa, ni un hotel. Se trata de un holiday rental en la capital francesa. Pero, más allá de eso, el piso es la respuesta de este despacho al reto de construir en una planta baja sin apenas luz, con poquito espacio y el folio en blanco. 

Recibir un proyecto con carta blanca es algo que no pasa todos los días. Ni siquiera cada año. Por eso, cuando Rue du Bac llamó a la puerta de Batiik Studio, no lo dejaron escapar. “Así es como damos con las ideas más creativas y atrevidas”, comienzan Rebecca Benichou y Florence Jallet, diseñadoras y fundadoras del estudio francés. Ahora, esas ideas han dado forma a un apartamento inspirado en la ciudad del amor, pero no de la manera más convencional. En tan solo 24 metros cuadrados, ambas han logrado construir un oasis de evasión donde hay sitio para el color, las formas atrevidas y la fantasía.

¡Descubre esta y todas las últimas tendencias en interiorismo con nuestra revista!

La principal inspiración de Rue du Bac son los gabinetes de curiosidades del siglo XIX. De ahí que las diseñadoras hayan reproducido uno en el apartamento.

Algunas de las curiosidades son de la famosa tienda Deyrolle, que se encuentra justo al lado de la casa.

El cabecero de la cama está diseñado con la silueta redondeada marca de la casa. En la pared y colgando del techo, lámparas vintage.

inspirado en su barrio

Esta aventura de Batiik Studio se encuentra justo al lado de la tienda parisina Deyrolle, conocido gabinete de curiosidades que vende todo tipo de conchas y animales disecados. De hecho, esta es la principal inspiración del proyecto. El pequeño alquiler vacacional está presidido por un gabinete de curiosidades diseñado en madera de nogal que guarda todo tipo de objetos de la misma Deyrolle o de la colección personal de sus diseñadoras. Aparte, el espacio cuenta con todas las comodidades de un hotel, como una gran cama, una pequeña cocina, un comedor, “¡incluso una sauna!”, exclaman Rebecca y Florence.

Cuando entraron por primera vez en la vivienda, la principal dificultad que se encontraron las autoras fue la falta de luz. “Como el apartamento está situado en una planta baja, es realmente oscuro”, explican. “Así que nos lanzamos a utilizar el color y la madera oscura, aunque eso supusiera no tener luz, ¡también podíamos divertirnos con los colores y controlar la atmósfera de la suite con ellos!”. De esta manera, los rosados, dorados, azules y rojizos crean una atmósfera muy jovial y contagiosa de algunos tonos vivos y otros pastel. Además de la variedad en textura y color, la gran altura de los techos logra percibir el espacio más amplio y libre.

Para el baño se ha optado por un suelo y revestimiento de pared cerámico de Comptoir du Cérame, en tonos rojizos.

Mueble diseado por Batiik Studio en madera MDF pintada, siguiendo la estética roja del baño.

Detalle de la forma curva geométrica, presente en distintos muebles y revestimientos del apartamento.

Una esquina muy curiosa

A Rebecca y Florence les encanta el banco que diseñaron junto al gabinete de curiosidades. “Es de lo más acogedor y cómodo para la mesa, desde donde se ve el resto de la habitación”. Lo cierto es que en esta esquina se concentra el ADN de Rue du Bac. Una banqueta en terrazo presenta una curvatura gráfica que se repite en distintos detalles del apartamento, como el cabezal de la cama, la cocina o las estanterías del baño. Por otro lado, sobre la mesa reluce un aplique vintage, como otros que también se dejan ver en distintos rincones de la suite. Finalmente, las curiosidades aportan un toque de fantasía natural a todos esos colores, acabados y siluetas gráficas de Batiik Studio. 

De todas, la mayor curiosidad que esconde el gabinete es la pequeña cocina, que aparece camuflada tras una puerta de madera de nogal. Su superficie dorada de Formica avisa sobre un cambio de ambiente, desde una zona de descanso calmada y azulada, al baño y espacio wellness más vivo y rojizo. El suelo cerámico de Comptoir du Cérame en el baño y en la ducha, el mueble tocador o incluso la tapicería del banco, de nuevo en el salón, comparten una paleta rojiza común. El proyecto es en sí un juego de colores que va más allá de la simple estética, y que guía al huésped a lo largo de sus espacios.

Justo al lado del gabinete de curiosidades, la cocina se esconde tras una puerta de madera de nogal que la camufla.

La cocina está pensada para los huéspedes turistas, ocupando el mínimo espacio.

“Rue du Bac te lleva a un lugar donde te sientes como en casa, porque si bien la identidad de este lugar es fuerte, tiene un aspecto atemporal y reconfortante dado por el material y los colores que elegimos”, concluyen las diseñadoras. Lo cierto es que el universo de Batiik Studio es de lo más particular. Proyectos como el de Ambroise, donde también pudo entrar MANERA, o este mismo, son claros ejemplos de cómo el interiorismo puede convertir un espacio común en algo excepcional, casi onírico. El trabajo de Rebecca y Florence va más allá de decorar espacios. Con su característico savoir faire, diseñan a sus proyectos un alma a medida. 

La esquina favorita de las diseñadoras: una mesa, una banqueta y un banco diseñado por ellas. 

La mesa y las banquetas, hechas con terrazo sobre un soporte en madera MDF pintada.

Los techos están separados del mobiliario y las paredes, aportando amplitud a la suite.