Fotografía: Seven H. Zhang
Interiorismo: STUDIOTAMAT

Esencia industrial en el loft romano de Matteo Soddu, cofundador de STUDIOTAMAT 

Matteo Soddu, cofundador de STUDIOTAMAT ha encontrado en este loft de 95 metros cuadrados y vistas a la estación de Términi en Roma, un hogar junto a su pareja. La esencia industrial de la ubicación ha definido el proyecto.

Transitada, gris, de cemento, la famosa estación de Términi en Roma es un punto de encuentro en la capital italiana, un lugar lleno de vida y a la vez con el encanto de ese aire industrial que respiran las grandes estaciones. Es ahí justo, en el corazón del dinámico barrio de Esquilino, donde el apartamento ‘House on Track’ ha sido transformado por STUDIOTAMAT en una oda al diseño contemporáneo. Este loft de 95 metros cuadrados, propiedad de Matteo Soddu, cofundador del estudio, y su pareja Sergio Marras, ofrece una fusión única de funcionalidad y estilo, con vistas panorámicas a los andenes. La intervención arquitectónica no solo revitaliza un edificio de finales del siglo XIX, sino que también refleja la vibrante vida urbana y la rica herencia cultural de su entorno.

En la reforma, se dejaron los techos de ladrillo al descubierto y se derribaron todos los paramentos verticales para comunicar las zonas comunes de cocina y salón.

Sofá de cuero negro, una mesa de café y sillas de oficina vintage encontradas en un mercadillo en Berlín. Y al fondo una ventana a fachada exterior, todo luz natural.

La música no puede faltar en el loft de la pareja, y la consola color cereza diseñada a medida quedaba perfectamente enmarcada entre las dos ventanas del salón.

Un espacio abierto y versátil

Al entrar en el apartamento, se experimenta una transformación radical del espacio original, que era oscuro y estrecho, con techos falsos y corredores angostos. La reforma se centró en crear un amplio espacio abierto que sirve como sala de estar, recuperando el techo original de bóvedas de ladrillo y unificando las habitaciones con un suelo de textura neutra. El uso estratégico del color define las diferentes áreas del apartamento, reduciendo al mínimo el número de puertas y generando una sensación de apertura y versatilidad. El núcleo central, que anteriormente albergaba los dormitorios, fue completamente vaciado para convertirse en el corazón del loft.

El pasillo que conecta la entrada, la sala de estar y el estudio tiene una instalación de Neon Art.

Un difusor de aire con conos y ventilas circulares recorre todo el apartamento como un hilo conductor.

En el baño azul, iluminación Mini Glo-Ball de Flos, obras de arte de Matteo Giuntini, Elena Campa e Irene Rinaldi.

Uno de los extremos del espacio central alberga una cocina diseñada a medida, revestida con materiales contrastantes: acero para los cajones y la encimera, y abedul para los armarios superiores, las columnas del frigorífico y la despensa. Un gran mesa vintage con un tablero ajedrezado se erige como el centro ideal para cenas con amigos, sirviendo también como telón de fondo teatral para la sala de estar. Esta área está amueblada con un sofá de cuero negro, una mesa de café y sillas de oficina vintage encontradas en un mercadillo en Berlín. Una estantería metálica abierta, enmarcada por altavoces cubiertos de nogal, alberga la extensa colección de vinilos de la pareja, reflejando su pasión por la música.

Mesa de comedor vintage; sillas vintage (dos de ellas Chiavarine hechas a mano, otras dos Thonet); lámpara  Acrobat de Redo Group Italia; candelabros Flare Tall Rainbow de HAY. Sobre la mesa, centro de cerámica sarda con limones, candelabros de cerámica marroquí verde. jarrón Aalto de Iittala.

Cocina diseñada a medida por STUDIOTAMAT. Obra de cocina de Matteo Soddu. El contraste entre el abedul y el acero es muy elegante.

Diseñado para converger con la estética exterior

El diseño del apartamento no solo se enfoca en la estética, sino también en la funcionalidad y la eficiencia. Los colores neutros de las paredes, que evocan los reflejos del sol sobre el travertino de la estación, destacan el techo abovedado de ladrillo. Un difusor de aire con conos y ventilas circulares recorre todo el apartamento como un hilo conductor, mientras que en la entrada, un neón diseñado a medida que representa una sonrisa, homenajea la pasión por la música acid house que une a los propietarios. Este espacio central abierto conduce al estudio por un lado, completamente abierto al corredor y convertible en habitación de invitados, y a la zona de dormitorios por el otro.

El estudio, definido por un tono azul que evoca el mar de Cerdeña y las casas de Grecia, se extiende por el corredor, interrumpiendo cromáticamente la resina de color lima del suelo del resto del apartamento. Dentro del estudio, un escritorio, la icónica silla Wassily de Knoll, una pared equipada y un sofá cama en una pequeña alcoba entre el baño de servicio y el vestidor, crean un ambiente funcional y elegante. Las luces vintage en las esquinas opuestas del estudio destacan el techo abovedado, ahora en un tono neutro que amplifica el efecto escultórico del azul que envuelve la habitación.

En el estudio encontramos unas impresiones anatómicas chinas vintage, una lámpara de pie de los años 70 y un sillón Wassily, diseño de Marcel Breuer para KNOLL.

El estudio, definido por un tono azul que evoca el mar de Cerdeña y las casas de Grecia, se extiende por el corredor, interrumpiendo cromáticamente la resina de color lima del suelo del resto del apartamento.

El dormitorio principal y su baño en suite, separados de la zona de estar, se encuentran en una sección más privada y silenciosa del apartamento. Un gran arco que alberga el lavabo define el baño, revestido en tres tonalidades, amarillo, rosa y amaranto, de pequeños azulejos que delimitan distintas funciones. Dos ojos de buey en la pared permiten la entrada de luz natural desde el dormitorio, que sigue la lógica del estudio con un volumen único en color mostaza, creando un ambiente propicio para el descanso. Detrás de la cama, una pared moldeada alberga una estantería para libros y la lámpara Lampe de Marseille de Nemo, mientras que un gran armario abierto está oculto tras una cortina de toile de jouy, contrastando con la lámpara de suspensión Aperitivo de Servomuto, hecha con telas de Hermès y detalles en latón.

En el dormitorio, aplique Lampe de Marseille de Nemo, lámpara Aperitivo de Servomuto, mesitas de noche y juego de sillas plegables vintage, cabecero de cama diseñado a medida por STUDIOTAMAT y revestido con tejidos Vescom.

Unas sillas marcan el final de la cama del dormitorio, resuelto en tonos mostaza y azules.

En el baño en tonos amarillo, rosa y amaranto: aumento de la iluminación de Normann Copenhagen, azulejos System de Ceramica Vogue, grifería Jo de Paffoni y fregadero con aplicación de Ceramica Flaminia.

Los propietarios: Sergio Marras y Matteo Soddu, cofundador de STUDIOTAMAT.