Arte y lujo, la fórmula con la que Knight Frank está redefiniendo el mercado de las viviendas ‘prime’

La prioridad de la consultora inmobiliaria es seleccionar con esmero propiedades que por su arquitectura e interiorismo resultan auténticas obras de arte ubicadas, además, en las mejores localizaciones del mundo. Y la capital española figura entre ellas.

Madrid se ha convertido en una de las plazas inmobiliarias más atractivas. Y motivos tiene. Su estilo de vida, clima, idioma y calidad de construcciones históricas hacen de esta capital europea uno de los destinos preferidos para inversores nacionales e internacionales, especialmente latinoamericanos, franceses, británicos y norteamericanos. Estas cualidades las ha sabido aprovechar Knight Frank, una de las consultoras inmobiliarias más importantes a nivel global, cuya cartera comercial ha seleccionado con esmero inmuebles que parecen verdaderas joyas. Tanto por su arquitectura como, claro está, a nivel de interiorismo y diseño.

Vivienda histórica en los Jerónimos con vistas al Retiro, cuya decoración es obra de Raúl Martins.

Espacios propicios para el arte

De hecho, las obra de arte han ganado ahora más peso que nunca en las preferencias de los compradores a la hora de adquirir una propiedad. “En el mercado prime, ya no se trata de metros cuadrados, se trata de metros cúbicos. El comprador que llega a España es muy sofisticado y busca, entre otras opciones, una casa en un edificio clásico del centro de la ciudad, con techos altos y molduras de calidad, pero reformado con todas las comodidades”, destaca Ana White, Residential Client Services Director de Knight Frank.

La consultora, además, señala que sus clientes también buscan espacios propicios para guardar y exponer sus colecciones de arte. “El arte genera conversaciones significativas y estimula el intercambio de ideas. Al tener obras de arte en su casa, ellos mismos y sus invitados se sumergen en un diálogo artístico”, asegura Ana.

Fachada del complejo Canalejas, con el hotel Four Seasons y 22 residencias con servicios 5 estrellas del mismo hotel, comercializadas por Knight Frank.

Madrid, mina de oro para inversores

Los datos demuestran que la popularidad de la capital española no ha hecho más que crecer en los últimos años. En 2022, Madrid registró 8.000 ventas de inmuebles por encima de los 3 millones de euros, un aumento del 55% en comparación con el año anterior. De estas, 2.000 ventas fueron a cargo de compradores extranjeros, según registra Knight Frank. Además, esta afluencia de riqueza está respaldada por las previsiones de la consultora, que revelan que el número de personas con un patrimonio neto ultra alto (UHNWIs) en Madrid aumentará un 10% entre 2022 y 2027. Este incremento es muy superior en comparación con las perspectivas de otras grandes ciudades europeas como París (5%) o Londres (4%).

Las prometedoras cifras también impulsan el auge de las Branded Residences, complejos residenciales gestionados, principalmente, por operadores hoteleros internacionales. Un claro ejemplo en la capital española es el Four Seasons Private Residences Madrid en Canalejas que, comercializado por Knight Frank, redefinió el Luxury Real Estate del centro de la ciudad al ofrecer amplios apartamentos para vivir dentro de una auténtica obra de arte, en este caso, cargada por si fuera poco de un largo legado muy valioso para la historia de Madrid. 

Patio de un palacete neoclásico de estilo veneciano de 1887, situado en el madrileño barrio de Almagro.

Portal en uno de los edificios prime que se encuentra en la cartera de Knight Frank.