Las 5 casas de diseño más vistas durante junio en MANERA Magazine

Cada una fiel a su estilo, contexto y autor, estas viviendas son las que más han resonado entre los proyectos que publicamos en el último mes.

Nada nos gusta más en MANERA que dar con un nuevo espacio cuyo interiorismo tiene ese toque mágico. Lo que lo compone es muy diverso, pues publicamos proyectos muy variopintos, pero todos comparten un denominador común: son lugares que reflejan una esencia, un carácter; casas en la ciudad o en el campo que se sienten vividas, acogedoras, que son hogares. Nos encanta ver, al final de cada mes, cuáles son las que más os han gustado a quienes nos leéis a través de la web o en nuestras newsletters los findes de semana. Entre las mejor acogidas de este pasado mes de junio hay una casa en Valencia que sabe a reuniones con amigos, un elegante piso en Sarrià, dos reformas en Madrid que nos hablan de redefinir la estética urbana y una vivienda inspirada en la paleta cromática del mismísimo Pedro Almodóvar.

1. Casa Pisco, de Viraje Arquitectura (Valencia)

El Pisco Sour es el cóctel favorito de su propietario y eso ya nos dice mucho sobre él y sobre el alma de la casa. Raúl Hinajeros, CEO y socio fundador de Viraje Arquitectura,  decidió nombrar su proyecto más personal anticipando ya los mejores momentos que pasaría en ella: reunido con los suyos, en esa terraza bañada por el sol mediterráneo, aderezando la conversación y las risas con un Pisco Sour, mientras de fondo suena su colección de vinilos, a poder ser Rumours de Fleetwood Mac.

Casa Pisco es un lugar pensado para crear recuerdos que ha pasado de ser una casa antigua y cerrada de los años 70 en un lugar lleno de luz, un oasis en medio de la ciudad de Valencia donde desconectar y reunirse con familiares y amigos.

En la terraza, la parte de la casa que más ha ganado protagonismo con la reforma, butaca Desert de Ferm Living.

El salón es el espacio más próximo a la terraza, que está pensada como una extensión del mismo. Las mesas de centro son los modelos Cúpila de Adriana Cabello y, la auxiliar, Dama de Poliform, distribuida por Martínez Medina. A la derecha, completando la composición, butaca WSL homenaje a Marcel Breuer de Dosmonos studio y lámpara TMM de Miguel Milá para Santa&Cole.

Un cubo central en madera de Iroko actúa como distribuidor de los espacios y marca también la tonalidad de la madera del resto de la casa.

2. SANTA AMELIA, DE CONTI,CERT. (SARRIÀ, BARCELONA)

Atemporal, elegante, regio, respetuoso, acogedor, íntimo. Dicen Andrea Conti e Isa Cert, fundadoras del estudio Conti, Cert., que no sabrían definir el sello que imprimen a sus proyectos porque es algo natural, una prolongación de su forma de vivir, pero todos estos adjetivos son perfectamente aplicables. A medida que la vista recorre Santa Amelia, un dúplex de 140 metros cuadrados de la década de 1940 en el barrio barcelonés de Sarrià, pueden percibirse uno a uno.

El estudio ha reformado este duplex conservando la esencia en las estructuras y creando un refugio de neutralidad en contraste con tonos grises azulados.

En el salón (vista completa en la foto de portada), sofá a medida con tejido de Güell la Madrid, lámpara de sobremesa Básica M2 de Santa&Cole, mesa de centro a medida en madera de haya y lámpara suspendida Paréntesi de Flos.

A partir de la escalera central, que se conserva, se idearon el resto de volúmenes de la casa.

En el estudio, mesa y estanterías a medida, lámpara de mesa Gira de Santa&Cole y silla Salvador de Miguel Milá editada por Trenat.

3. Casa Volver, de Punto Zero (Rione Monti, Roma)

En el ecléctico y bohemio barrio romano, los arquitectos de Punto Zero le han sacado el máximo brillo al caparazón histórico de una vivienda que, a través de una buena sucesión de estancias, ahora mezcla clásicos del diseño europeo con los llamativos colores del cineasta Pedro Almodóvar. Los rosas, azules y verdes intensos de Casa Volver evocan la película tan celebrada del castellano-manchego. 

Se encontraron con que, en todo el interiorismo, había presentes elementos típicos montijanos, como techos con vigas de madera, ocultas en algunas ocasiones por un falso techo de cañizo, y suelos de cemento hexagonal de distintos colores en cada habitación. Decidieron rendirles homenaje y adaptarlos al presente, y este ese el resultado.

El estudio-biblioteca que Punto Zero creó y que hoy por hoy se ha convertido, según sus responsables, en una de sus zonas favoritas. ©Carlos Oriente.

La secuencia de habitaciones, una distribución muy típica de los palacetes italianos, se ha respetado al detalle en la reforma de esta casa. ©Carlos Oriente.

Perspectiva del comedor de la casa con suelos y techos recuperados. Para separar visualmente la cocina, Punto Zero añadió unas puertas pivotantes de hierro y cristal. ©Carlos Oriente.

4. Apartamento en Tetúan de NOMOS Arquitectos (Madrid)

En el barrio de Tetuán de Madrid, un modesto apartamento de 58 metros cuadrados ha experimentado una transformación radical bajo la dirección del estudio NOMOS Arquitectos. Este proyecto de reforma, ejecutado con un delicado equilibrio entre funcionalidad y estética, redefine los conceptos de habitabilidad y diseño contemporáneo en el contexto urbano. La vivienda, en mal estado, ha sido reinventada para adaptarse a las necesidades de su nueva propietaria, quien buscaba un espacio luminoso, funcional y de un solo dormitorio.

El resultado es un delicado equilibrio entre funcionalidad y estética que desde el estudio han resuelto con el uso de ladrillo visto, paredes desnudas y círculos.

El mostaza, el verde y los círculos del dormitorio se prolongan ahora a la zona de la cocina, con cierto aire industrial. ©Asier Rúa.

Sin cabecero, se aprovecha el ladrillo visto como pared desnuda, pintándose de blanco la parte más alta a modo de línea continua que se sigue por todo el espacio. ©Asier Rúa.

La nueva disposición se estructura en torno a cuatro crujías paralelas a las fachadas del edificio, conservando los muros de carga originales. ©Asier Rúa.

5. Edificio en Calle Apodaca, de Tristán Domecq (Madrid)

Devolverle el brillo y el señorío al antiguo inmueble y dotarlo de las modernidades y comodidades de hoy. Esos fueron los pilares sobre los que se cimentó este proyecto del interiorista Tristán Domecq, quien se encargó de la reforma integral de un edificio protegido en la calle Apodaca, en el centro de Madrid.

Con toques juveniles y sofisticados, piezas únicas, y un espectacular mural del artista Jorge Parra en el portal, el interiorista le ha dado una nueva vida. El objetivo: salirse de los clásicos alquileres vacacionales impersonales y de mala calidad. 

Pintura de la pared con motivos de Madrid del artista Jorge Parra, banco de madera recuperada de Affair of Sweden, lámpara de techo del portal inspiración art deco de Eichholtz. ©Rafa Diéguez.

Mesa de comedor en yeso modelo Teruel diseño de Tristán Domecq Casa y sofá de Eichholtz. ©Rafa Diéguez.

En uno de los dormitorios, mesilla noche de Ethnicraft, lámpara de mesa cromo de HK Living en Tristán Domecq Casa. ©Rafa Diéguez.