SUSCRÍBETE

~ Versión Print

Estas son las 5 tendencias de decoración que marcarán el 2024, según interioristas y diseñadores

De la mano de los creativos Amaya de Toledo, Noé Prades, Patricia Bustos y el dúo detrás de Casa Josephine, en MANERA desciframos cuáles serán los estilos, materiales y complementos que más van a triunfar en casa durante el próximo año.

Cuando se habla de tendencias de decoración casi siempre hay dos tipos de gente: aquellos que prefieren apostar por lo clásico y atemporal y, por otro lado, los que disfrutan de espacios modernos, coloridos y atrevidos. Y aunque ningún estilo es mejor que el otro, ni los dos tampoco son antagónicos, lo cierto es que el interiorismo de nuestras casas habla mucho de nosotros mismos y de nuestra evolución como sociedad. A medida que se acerca el fin de año, la pregunta que queda es: ¿cómo serán las casas en 2024? Para despejar dudas, hemos preguntado a algunos de los mejores interioristas del país sobre sus predicciones y principales apuestas. Y muchas de ellas, ya lo avanzamos, sorprenderán lo suyo.

Habitación diseñada por Noé Prades en la que se aprecian algunas de las tendencias de decoración del 2024, como los espacios multifuncionales (foto: Elton Rocha). En portada, Amaya de Toledo colgó para uno de sus proyectos un terciopelo rojo de Gastón y Daniela como cabecero, dejando entrever el valor que asumirán los textiles el próximo año (foto: Manolo Yllera).

01. Espacios neutros, pero con puntos de color

Para el interiorista Noé Prades, los espacios con colores neutros o tonos tierra podrían seguir siendo populares en las tendencias de decoración para 2024, pero con la adición de acentos llamativos “para agregar personalidad y vitalidad”. Una idea que coincide con las predicciones de la interiorista Patricia Bustos, que vaticina que las casas en una gama de terracotas y colores naturales continuarán, pero esta vez con toques vibrantes como amarillos, morados, o azules Klein. “Los tonos ardientes y terrenales como el naranja, el ámbar, el marrón o el rojo cálido son los que reinarán. Estos colores evocan pasión y deseo de vivir. Iluminan y alimentan nuestra llama interior”, explica ella.

Una de las tendencias que se quedarán atrás es la de los espacios inmaculados y sobrios con textiles blancos y simples. “El color vuelve a las paredes, y se jugará con él según las estancias. Además, el verde, el azul y el terracota seguirán en auge aunque sin dejar de lado las tonalidades neutras. Ahora, el minimalismo se vuelve cálido”, detalla la interiorista Amaya de Toledo.

Salón ideado por Amaya de Toledo donde el color azul de la pared se convierte en el protagonista de la estancia. Foto: Manolo Yllera. 

En este salón, diseñado por el estudio Número 26, los toques de color en la mesa de centro, cojines y cortinas le confieren personalidad, carácter y raza al conjunto de la vivienda. Foto: David Frutos.

Una de las tendencias de decoración para el 2024 serán los puntos de color en espacios neutros, como lo demuestra esta estancia de la interiorista Marta Alén. Foto: Manolo Yllera.

02. Textiles y piezas inspiradas en la naturaleza

Los textiles serán una tendencia de decoración que marcará el 2024, ya sea en formato alfombra, ropa de cama o aplicados en diferentes complementos. De hecho, tal podría ser su popularidad que es posible que hasta se cuelguen en las paredes a modo de tapices. “Los revestimientos de pared hechos con fibras naturales, los murales textiles y los terciopelos de calidad predominarán”, asegura De Toledo. Por su parte, Prades destaca que las telas que imitan las texturas naturales, como el mimbre, el lino o la lana, podrían ser aún más utilizadas el próximo año. Y en cuanto a Bustos, ella considera que piedras como el Travertino de diferentes colores, el mármol y el ónix, que por sí mismos son obras de arte orgánicas, también serán una constante en los meses venideros.

Prades destaca que las telas que imitan las texturas naturales, como el lino, la lana y algunos tapices, podrían ser aún más utilizadas el próximo año. Foto: Elton Rocha.

Piedras naturales como el Travertino de diferentes colores, el mármol y el ónix serán las obras de arte naturales que reinarán en 2024. Foto: Cortesía de Patricia Bustos.

03. Mobiliario y formas retro

Esta es otra de las tendencias que, si bien ya venían impactando desde hace tiempo, en 2024 lo harán todavía más. Porque los muebles vintage, y sobre todo aquellos con inspiración retro, van a llegar (de nuevo) para convertirse en uno de los elementos de la casa con mayor presencia. “La nostalgia por los estilos pasados podría llevar a un aumento en la popularidad de este tipo de enseres”, asegura Noé Prades. De ahí que sea el momento oportuno para darle una nueva vida a cualquier pieza antigua que se quisiese desechar, o para visitar anticuarios y hacerse, por qué no, con una de esas piezas de diseño clásico que nunca pasan de moda. Lo ideal, eso sí, es mezclarlas con decoración contemporánea para lograr equilibrio y una cierta armonía visual. 

Los espejos de ratán y el plafón, adquiridos por Noé Prades en diferentes tiendas de antigüedades, conviven con el mobiliario moderno. Foto: Elton Rocha.

Este comedor en Berlín a cargo de Fundbüro Design viene con unas sillas inspiradas en las clásicas Freischwinger y adquiridas en un mercado de antigüedades de la capital alemana, igual que la mesa de espejo. Foto: Luca Girardini.

En este comedor, diseñado por Casa Josephine, hay una lámpara de techo Semi de 1968 de Bonderup y Thorup. Foto: Pablo Zamora.

04. Cocinas abiertas y multifuncionales

Debido a que cada vez más vivimos en casas pequeñas, la tendencia actual vira hacia aprovechar, como es lógico, cada centímetro del hogar. Y eso también se traslada a las cocinas, que ya no solo serán lugares para preparar los alimentos, sino sitios fluidos y amplios que permitan la interacción social. “Las zonas multifuncionales dentro de la cocina, como las áreas de trabajo y diferentes espacios para comer, son todo un acierto en nuestra época”, comenta Prades. En cuanto a los materiales que se emplearán en las cocinas, De Toledo destaca el acero inoxidable, el latón, el vidrio, las piedras y los espejos, elementos que brindan modernidad y sensación visual de amplitud espacial.

“Las zonas multifuncionales dentro de la cocina, como las áreas de trabajo y diferentes espacios para comer, son todo un acierto en nuestra época”, comenta Noé Prades, quien diseñó esta amplia cocina en tonos neutros. Foto: Elton Rocha.

La curiosa cocina de Bar House, diseñada por Studio Animal, cuenta con una gran barra de acero que pretende ser un lugar óptimo para que los amigos se reúnan. Foto: José Hevia.

5. Por último artesanía, mucha artesanía

Una vez llegue el 2024, el mobiliario y las piezas elaboradas por artesanos desde el máximo savoir faire tampoco desaparecerán. Llevan años triunfando y precisamente por los motivos por los que los profesionales recomiendan invertir en este tipo de objetos: se confeccionan con mimo, cuidado y dedicación, como vajillas de cerámica, jarrones de vidrio soplado o textiles confeccionados por diseñadores de manera manual. “Hay un claro regreso al equilibrio visual en el interiorismo de nuestras casas y a una armonía basada puramente en la riqueza y en la belleza de los materiales de calidad”, finaliza Pablo López Navarro, interiorista de Casa Josephine. 

Las piezas de artesanía elaboradas con mimo y dedicación, como las que comercializa la tienda mexicana Huakal, son diseños que estarán entre las tendencias de decoración de 2024. Foto: Belén Imaz.